Luego de 50 años de carrera, iniciada en aquel lejano 1972 en Nueva York, Kiss está embarcado en su despedida alrededor del mundo. Y según han reconocido, no es de esos “falsos” anuncios de adiós que muchas otras bandas han hecho. Este es realmente el último esfuerzo y por eso se llama End Of The Road Tour. Es la gira del fin del camino.

A través de esas cinco décadas, han dejado una huella profunda en ese tránsito. Son clásicos indiscutidos del rock, con decenas de éxitos que hasta hoy suenan en distintos contextos y han creado toda una escuela en cuanto al rock como espectáculo masivo y fenómeno comercial. Unos maestros del entretenimiento que, con su atrevida propuesta de maquillaje y vestimentas espaciales, sedujeron a grandes y chicos por igual y se elevaron a lo más alto de la popularidad a nivel mundial. Hoy, no son otra cosa que íconos de la cultura popular y es muy difícil que alguien en este planeta no haya al menos visto uno de los personajes o escuchado alguna de sus canciones.

Los últimos conciertos de Kiss en Chile se realizarán el 19 y 20 de abril, en el Movistar Arena. Originalmente de una sola fecha, esta visita fue tan demandada que posibilitó la apertura de una más en el mismo recinto. Y es que a través de los 28 años de relación de amor que el grupo ha tenido con nuestro país, se ha formado una legión de fanáticos chilenos que no han querido perderse esta última oportunidad de agradecer a sus ídolos por todo lo que han entregado a la música y a sus vidas.

Primer beso

La primera vez que Simmons, Stanley y compañía estuvieron en estas tierras, fue el 1 de septiembre de 1994, en el primer Monsters of Rock que se daba cita en Chile. En esa oportunidad, el cartel lo compartieron con los nacionales de Tumulto, Slayer y Black Sabbath. ¿Qué podía salir mal? Bueno, muchos se quejaron de la acústica de la Estación Mapocho, pero ese día está en la memoria de sus asistentes como un momento importante de sus vidas, ya que esas tres bandas extranjeras tocaban frente a chilenos por primera vez. Sin duda fue una velada histórica, pese a que en esa oportunidad Kiss venía en su versión sin maquillaje.

Segundo beso

En su segunda presentación, el lugar escogido para el concierto fue el Velódromo del Estadio Nacional. Para muchos, la mejor de todas las visitas a Chile, ya que volvían con maquillajes e indumentarias tradicionales y con la formación clásica junto a Peter Criss en batería y Ace Frehley en primera guitarra. Una reunión que los fanáticos esperaron por 17 años. Además de ese tremendo suceso histórico, la cita tuvo el enorme valor agregado de tener como teloneros a Pantera en su primera ve en Chile, quienes en ese momento estaban en la cúspide de su carrera. Apertura de lujo para otro de los capítulos dorados de Kiss en nuestro país.

Tercer beso

Luego de esa presentación, el cuarteto neoyorquino se hizo esperar por 12 largos años para retornar al país. El show se realizó en abril de 2009, en el Estadio Municipal de La Florida ante unos 18 mil asistentes. Aquel fue el primer concierto en Sudamérica de la gira que realizaron por los 35 años de su legendario doble álbum en vivo, Alive! En la antesala de su realización, el recital fue muy resistido por el alcalde y los vecinos cercanos el Bicentenario, que debutaba en las lides de acoger eventos musicales masivos. Sin embargo, no pasó nada grave y de ahí en adelante ese espacio ha recibido muchos conciertos más sin mayor impacto en los alrededores.

Cuarto beso

Tres años después, llegó Kiss nuevamente a un festival. En esta oportunidad, fue cabeza de cartel del primer día del Maquinaria 2012. Esa vez el lugar elegido fue el Club de Campo Las Vizcachas, que congregó a miles de fanático del rock y el metal en dos días. En la jornada que participaron, compartieron nuevamente escenario con Slayer, Marilyn Manson, Stone Sour, Marky Ramone y Criminal, entre muchos otros. Un nuevo espectáculo impecable, lleno de fuego de artificio y luces multicolores. Pero para muchos, el primero que mostraba un desgaste algo evidente en la voz de Paul Stanley.

Quinto beso

La última presentación de Kiss en Chile se realizó en abril de 2015 en el Movistar Arena. Una fiesta intensa y vertiginosa que celebró los 40 años del debut discográfico del cuarteto. La lealtad de sus fans chilenos como siempre a toda prueba, llenó el recinto del Parque O’Higgins creando un marco impresionante para un show inolvidable. Y es que realmente el profesionalismo de la banda es enorme y jamás dieron un mal espectáculo en estas tierras. La voz de Paul mostraba aún más signos del paso del tiempo, pero su actitud nunca decayó  jamás le hizo el quite a tonos desafiantes, así no salieran tan bien como antes.

Sexto beso

Por partida doble será este último capítulo de la historia de gran amor entre Kiss y sus fanáticos chilenos. A través de casi 30 años de relación, jamás se han ido defraudados y siempre han vuelto a casa sobrecargados de repertorios plagados de clásicos e himnos del rock de todos los tiempos. Las próximas fechas del 19 y 20 de abril probablemente tendrán una carga emocional importante. Seguro que a más de alguno se le caerán las lágrimas en este cierre de ciclo. Sin embargo, los “kisseros” tendrán el privilegio de poder presenciar ese final y agradecerles en persona por tantos momentos invaluables que han vivido junto a su música. Levantarán una última vez su mano para despedirse de sus ídolos aún vigentes y capaces de dar un show musical digno, desearles lo mejor para el futuro. Podrán luego contarles a sus nietos que estuvieron ahí, en el último concierto de Kiss es Chile.

X