La Polla Records en Chile: Cuando la música se transforma en un termómetro social
Estadio Bicentenario La Florida, 16 de Febrero 2020.

Por Francisca Neira.
Fotografías por Francisco Aguilar A.

El asunto es el siguiente: quería escribir acerca de cómo con la llegada del clima más cálido, en septiembre, comenzaba la temporada de reuniones familiares en todo Chile; acerca de cómo las familias muchas veces no tienen que ver con la sangre sino con las personas que se eligen entre sí por afinidad; acerca del elegir vidas distintas a lo socialmente establecido y optar por caminos poco frecuentes y rechazados por muchos, como el punk.

Pero no escribiré nada de eso, porque lo sucedido ayer domingo en el primer show de La Polla Records después de más de 20 años de no pisar suelo chileno no da para nada más que una reflexión respecto del momento que vivimos y del tipo de “rebeldía” que estamos incubando o, incluso, madurando en el país.

Puntualmente, a las 18.00 hrs. los argentinos de Flema, que ya se habían presentado el día jueves en un bar capitalino, salieron a escena con un setlist cargado de éxitos y clásicos de su repertorio como “Recordándote” o “Nunca seré policía”, tocados uno tras de otro sin mayores intervenciones por parte de ninguno de sus integrantes excepto antes de “Vahos del ayer” dedicada de manera muy sentida a Ricky Espinoza, mítico vocalista original de la banda fallecido hace ya varios años.

Similar puesta en escena tuvieron los nacionales de Los Peores de Chile, que media hora después de los transandinos se colgaron los instrumentos para tocar, entre otros, “Síndrome Camboya” y “Cicciolina”, aplaudidos y coreados por un público que a esa hora comenzaba a llenar de a poco el Estadio Bicentenario de La Florida.

Hasta ahí todo iba bien. El ánimo general era el de una fiesta, una reunión a la que fueron convocados santiaguinos y un gran número de visitantes de otras ciudades. El rango de edad variaba desde jóvenes muy jóvenes a otros que ya no lo son tanto. Familias, grupos de amigos, parejas. Punkies y gente sin una “pinta” específica. Todos para ver la segunda presentación de Evaristo Páramos y sus aliados que se reunieron el año pasado para poner fin con una última gira a la banda que los lanzó a la fama y cuyas letras se mantienen plenamente vigentes pese a haber pasado casi 40 años de la creación de muchas de ellas.

Sin embargo, la fiesta duró poco. Solo 16 canciones y media alcanzaron a tocar los vascos en el escenario chileno antes de que un grupo considerable de fans se subieran al escenario, primero de a poco y luego en masa, obligando a interrumpir el show. Menos de la mitad del setlist preparado alcanzó a sonar por los parlantes antes de que distintas personas se apropiaran del micrófono de Páramos para balbucear sonidos inentendibles o gritar consignas alusivas al movimiento social.

¿Qué pasó? Es difícil descifrarlo. Mala gestión de la seguridad durante el concierto, es una parte de la explicación. Mal comportamiento de parte de un público al que no parecía importarle realmente ver a la banda, también. Ausencia de cualquier alusión a la contingencia nacional por parte de ninguno de los músicos que subieron al escenario durante la tarde, indudablemente. Pero pareciera que la pregunta real es si el país está realmente en condiciones de festejar eventos masivos en el contexto social en que nos encontramos. Entre la gente hay rabia, hay necesidad de apropiarse de espacios de expresión sean cuales sean y, por sobre todo, hay ansias de transgredir el orden impuesto. Y todo ello es realmente respetable, asumiendo el costo que implica.

Lo de ayer en La Florida, que terminó con barricadas y saqueos fuera del recinto, es la muestra del clima actual nacional, ni más ni menos. Y quizá valdría preguntarse de manera seria y responsable acerca de la pertinencia de este tipo de eventos en un contexto en el que (quizá) las prioridades están lejos de la diversión y el esparcimiento.

Setlist La Polla Records:
Salve
Memoria de Muerte
Así es la Vida
Lucky Man for You
Nuestra Alegre Juventud
El Suicida
Chica Ye Ye
Los 7 Enanitos
Delincuencia
Come Mierda
Ni Descanso Ni Paz
Maigenerasión
Igual para Todos
Mai Turututu
Vuestra Maldición
Balada Inculta
Gol en el Campo

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Una Respuesta

Deja un comentario