Morrissey se presentó en Movistar Arena: Fanáticos acérrimos.
11 de noviembre 2015.

Por Francisco Aguilar A.
Fotografías cortesía de Songbird.

Ayer fuimos con muchas expectativas al Movistar Arena para presenciar un nuevo show en nuestro país de Steven Patrick Morrissey, conocido mundialmente por su apellido, Morrissey. Antes de llegar no estuvimos exentos de problemas, ya que nos enteramos vía correo electrónico que no podríamos sacar fotografías en el show a petición de la banda directamente, ya que sólo se permitió a una cantidad muy limitada de medios lograr ese cometido, de inmediato pensamos, Moz la hizo otra vez. Y ese sólo sería el comienzo.

Una vez dentro, cerca de las nueve de la noche y proyectándose a través de un telón que cubría todo el escenario, comenzó a reproducirse un mix de vídeos asimilando un documental, dentro de los cuales aparecieron: Ramones, Tina Turner, Bob And Marcia, The New York Dools, Bailaores de flamenco y un sinfín de exponentes que han marcado la vida del artista. Con una imagen en blanco y negro, a ratos colores, pero siempre pixelada debido a la antigüedad de ésta, divisamos la variedad de influencias que hacen de Morrissey un artista único.

null

Con un Movistar Arena con alrededor de 12000 personas, con sólo pequeños espacios en la ya odiada cancha vip, las que esperaron pacientemente que este pseudo documental terminase. Siendo las nueve y media, el telón se dejó caer y apareció en escena Moz, con una camisa blanca, pantalones negros y su estampa característica, iniciando la velada con “Suedehead”, haciendo de inmediato explotar a sus acérrimos fans. Su banda compuesta por cinco músicos: batería, teclado y percusiones, dos guitarras y un bajo, acompañaban de manera perfecta al artista, el cual terminado el primer tema saludó al respetable diciendo: “Muchas gracias a todos”, provocando la algarabía.

El show continuó, la gente avanzaba hacia el escenario tratando de captar cada momento de éste a través de sus teléfonos celulares. Moz los tocaba, los acariciaba suavemente, en un afán de agradecer la espera y entregarles una retribución por tanto cariño. Su banda estaba vestida igual que él; atrás del escenario había una pantalla que mostraba imágenes que acompañaban cada canción, el paño de la batería tenía un Bruce Lee en blanco y negro, todo era perfecto.

null

Íbamos en el cuarto tema, “Speedway”, cuando vimos que Morrisey dejó su posición de frontman, cambió de ubicación con el tecladista y acompañó con pandero a este que en un español casi natural, entonó parte del tema, diciendo frases como: “Yo nunca dije que era completamente falso… y las mentiras escritas y retorcidas… No puedo… Mentiras… Yo nunca dije… Yo siempre he sido fiel a ti… Es mi manera” provocando el regocijo de todo el respetable al escuchar una versión en español de uno de los temas del artista.

El show era impecable, tal vez con un setlist más de fanáticos que de adictos a singles radiales, pero Morrissey es así, cada show es impredecible. Continuó el espectáculo con «Ganglord», donde de fondo vimos fuertes imágenes de abusos policiales, cosa que no solo en nuestro país ocurre. Pasamos después a “World Peace is None Of Your Business”, donde Moz aplaudió fuertemente viendo de fondo una imagen de Martin Luther King. En este tema el tecladista volvió a entonar parte diciendo “La Paz mundial es asunto que no te concierne”.

null

El concepto detrás de todo lo presentado, no era sólo musical, sino que también político, ambientalista y asociado a todas las causas que Morrissey apoya. Siguiendo con las canciones presentadas pasamos a ver de fondo un bailaor de flamenco en temas como “I’m throwing my arms around Paris” y “Earth is the Lonelist Planet”. Posterior a eso vino un cover a Elvis, “You’Il be gone”, Moz mencionó en ese minuto que no estaba en Londres ni en Estados Unidos, si no que en Chile, provocando el grito de toda su fanaticada. Llegó el turno de “How Soon Is Now”, tema más conocido que parte de los anteriores lo que hizo enganchar al público que no era tan conocedor de la carrera del artista. Pasamos al popularísimo “First Of The Gang to Die” con una versión distinta, más relajada, para que todos cantasen. En ese minuto el artista toma una bandera chilena, logrando con esto una complicidad aún mayor con sus incondicionales seguidores.

El espectáculo siguió con temas como “Oboe Concerto”, “The Bullfighter Dies”. Llegando a “Meat is Murder”, donde de fondo vimos imágenes de cómo se faenaban animales, para terminar con la frase en pantalla que indicaba “Cuál es tu excusa ahora, la carne es asesinato”.

Una pequeña pausa, para seguir con “Will Never Marry” con una intro en piano hermosa, momento en el cual además se presentó a toda la banda. Siguió “I Will See You in Far-Off Places” y “Jack The Ripper” la que desde el 2008 no era tocada, finalizando el show con “Everyday Is Like Sunday”.

null

Vino el Encore, donde Morrissey interpretó “What She Said”, momento en que el artista rompió los botones de su camisa, lanzándola al público, mientas el baterista destruía su instrumento, provocando así un momento de liberación descarnada, para sellar así una jornada que describiría hecha a la medida perfecta para “Fans”.

Setlist:
Suedehead
Alma Matters
This Charming Man
Speedway
Ganglord
World Peace Is None of Your Business
Kiss Me a Lot
I’m Throwing My Arms Around Paris
Earth Is the Loneliest Planet
You’ll Be Gone
How Soon Is Now?
First of the Gang to Die
Oboe Concerto
The Bullfighter Dies
Meat Is Murder
Will Never Marry
I Will See You in Far-Off Places
Jack the Ripper
Everyday Is Like Sunday
Encore:
What She Said

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.