Neck Deep en el Domo San Diego: El retorno a la inocencia
31 de marzo 2018.

Por Francisca Neira.
Fotografías por Gabriel Padilla.

Anoche en el Domo San Diego se vivió una jornada musical realmente inolvidable para quienes estuvimos presentes en ella: la presentación, por primera vez en Chile, de la banda británica de pop punk Neck Deep. El quinteto oriundo de Wrexham llegó a nuestro país en el marco de su primera gira por Latinoamérica, presentando su más reciente álbum, The Peace and The Panic, lanzado el año pasado.

Pero los fuegos se abrieron horas antes del show de los comandados por Ben Barlow, cuando frente a un público que recién comenzaba a llegar al recinto subió al escenario el quinteto nacional Early Warnings, quienes superaron los impasses de sonido e iluminación que en un comienzo les afectaron para presentar un espectáculo de primer nivel. Sus canciones de letras en inglés y el carisma de David Ahumada, vocalista, dejaban entrever claramente las influencias de esta jovensísima banda, las que van desde Blink-182, Green Day y otras bandas por el estilo hasta el pop de Justin Bieber, de quien realizan un notable cover de “Let Me Love You” que puso a todos los presentes a mover la cabeza y bailar.

La fiesta continuó con la presentación de los también nacionales Nose, banda que tiene siete años de vida y que cultiva un pop rockero que fluye a alta velocidad comandado por la batería de la muy joven Tim Sepúlveda y que nos habla de las vicisitudes de la vida cotidiana de un grupo de adolescentes. La energía de Nose se respiró en cada momento de su show y predispusieron a la audiencia, numerosa ya a esas alturas, para recibir de la mejor forma a una banda que sin duda es un referente no solo para ellos sino para la generación completa que se encontraba en el lugar.

A las 21.30 horas, tal como estaba programado, subieron al escenario los cinco integrantes de Neck Deep, causando un griterío intenso, potente y un movimiento instantáneo entre los asistentes, quienes se agolparon junto a la tarima del recinto de San Diego para obtener la mejor foto o video de los que ocurría sobre las tablas. No duró mucho esta escena, en todo caso, porque apenas sonó el primer acorde de “Judgement Day” todo el público se dedicó a bailar frenéticamente, coreando cada frase de la canción, algo que no se detendría hasta el final del concierto.

Para cuando suenan canciones como “Lime Street” y “Kali Ma” pareciera que el suelo del Domo San Diego no va a resistir los potentes saltos del público, algunos espontáneos y otros animados por el energético Ben Barlow que se dedicó a bailar y sonreír toda la noche, además de generar una cercana relación con los asistentes, superando cualquier barrera que el idioma pudiera interponer: sus constantes agradecimientos fueron sentidos por la multitud pese a que en muchas ocasiones solo se entendía el “Santiago” que coronaba las frases.

Notable fue el momento en que sonó “Motion Sickness” y una pelota inflable multicolor (sí, como esas que se usan en la playa o la piscina) comenzó a rebotar de cabeza en cabeza entre el público, dejando en evidencia la alegría del momento y, quizá, la inocencia con la que los presentes se enfrentaban a la música, disfrutando cada segundo, haciendo crowdsurfing, cantando a todo pulmón y sacando fotos.

Una pausa para respirar, tomar agua y en el fondo escuchar una sirena que empujó al público hacia las orillas del recinto porque la interpretación de “Citizens of Earth” trajo consigo el único mosh de la noche, uno más alegre y menos violento que los de otras ocasiones y que seguía el vaivén de un ritmo punk más ochentero que el del resto de las canciones.

Pese a lo entretenido del show en su totalidad, pareciera que hubo tres momentos que, sin duda, quedarán en el recuerdo de los asistentes y los protagonistas de cada uno de ellos: la invitación a Rodrigo Sivila, guitarrista de Early Warnings, a compartir escenario con ellos; la dedicatoria de “December” a uno de los fans entre el público luego de que éste les hiciera llegar un par de retratos dibujados de su puño y pluma y, finalmente, el crowdsurfing de Barlow quien, con toda confianza, se lanzó a los brazos de su público que lo recibió con cariño, emoción y agradecimiento.

No hay duda de que para hacer y disfrutar la música no hay edad de inicio ni de tope. Lo de anoche lo dejó más que claro: 14 canciones en una hora exacta que pusieron a prueba la energía de todos los adolescentes y jóvenes presentes que disfrutaron tanto como los más adultos que compran carísimas entradas para ver a las leyendas del rock and roll. ¿Diferencias? No muchas, en realidad. La pasión, la alegría y el lenguaje en común que la música promueve se mantiene intacto en ambos bandos.

Setlist:
Judgement Day
Lime Street
Gold Steps
Motion Sickness
What Did You Expect
Kali Ma
Rock Bottom
Citizens of Earth
Don’t Wait
Parachute
In Bloom
December

Encore:
Roots
Where Do We Go

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE EARLY WARNINGS Y NOSE <<<

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE NECK DEEP <<<

X