Rata Blanca en Teatro Teletón: La leyenda de los magos del heavy latinoamericano
15 de septiembre 2019.

Por Paulo Domic.
Fotografías por Javier Martínez.

La quinta de las seis paradas de Rata Blanca en Chile, fue la que ayer se realizó en el Teatro Teletón. Los argentinos, que desde el 11 de este mes se encuentra en nuestro país, ya tocaron en Copiapó, Quilpué, Puerto Montt y Temuco. La cita de esta noche sería con sus fanáticos santiaguinos, que debieron esperar dos años para volver a verlos en la capital.

Rata Blanca es probablemente la banda de heavy metal latinoamericana más importante por historia, traspaso de fronteras y discografía. Fundados en 1986 por su guitarrista y sempiterno líder, Walter Giardino, los argentinos vivieron sus mejores momentos durante la primera mitad de la década de los 90, especialmente gracias al éxito de sus discos Magos, Espadas y Rosas de 1990 y Guerrero del Arcoíris de 1991. Lo meritorio es que esto lo lograron interpretando sus canciones en castellano, en una escena dominada por los artistas anglos y en la que los latinos se empeñaban en cantar en inglés para lograr trascendencia internacional.

A las 19:00 comienzan a vibrar las tablas del escenario con la presentación de la banda chilena Alectrofobia, trío originario de Temuco que desplegó sobre el Teletón su potente arsenal de rock alternativo. Su última producción titulada Violenta Fortuna fue la base de su show, donde también destacó el despliegue audiovisual, muy contingente y enfocado en los grises de nuestra realidad social y política. Su cantante y bajista, Gerardo Elgueta, confesó que era un honor para él abrir este show ya que su primer concierto fue justamente uno de Rata Blanca. Junto a Alonso Cabello en batería y Rudy San Martín en guitarra, entregaron una sólida actuación de poco más de 35 minutos que los presentes aplaudieron con entusiasmo pese a que el estilo musical de Alectrofobia está muy distante del que ejecutan los estelares. Se ganaron con gran oficio y calidad el respeto del público presente.

null
null
null

El trueno ruge y a las 20:20 comienzan los primeros acordes de “Tormenta Eléctrica” canción que abre el último disco de igual nombre y los shows actuales en vivo de Rata Blanca. Automática fue la respuesta positiva del público que se rindió inmediatamente a la destreza de los dedos de Giardino y al carisma y potente voz del cantante Adrián Barilari. Luego vino “Los Chicos Quieren Rock” y “Sólo para Amarte”, que terminaron de encender la fiesta. Lamentablemente el sonido en los primeros temas estaba algo saturado y sobre el escenario también se vio algo incómodo a Adrián y Walter. Por fortuna, eso mejoró y pudieron entregarse por completo a disfrutar de su actuación. Sin embargo, el sonido continuó siendo muy exageradamente fuerte en decibeles, lo cual conspiraron contra el disfrute general del show. El único punto bajo de la experiencia de ayer.

null
null

Cuando llegó el turno de “Talismán”, la audiencia acompañó a la banda a lo largo de toda la canción. Esa es una de las ventajas que tiene Rata Blanca, lograr hacer cantar a sus fanáticos una letra que entienden, que abrazan como propia. Muchas veces se les ha tachado de cursis por algunas de ellas, pero si la gente las disfruta y corea completas, realmente pueden sentirse muy satisfechos de lo que alcanzan.

null
null

Barilari y Giardino son los históricos, pero la banda se completa con Fernando Scarcella en batería, Danilo Moschen en teclados y Pablo Motyczak en bajo, este último con el difícil rol de reemplazar a Guillermo Sánchez, histórico miembro de la banda que falleció en 2017. El quinteto es un engranaje muy bien aceitado que no denota ni un ápice de desgaste. Se muestra muy sólido, con absoluta vigencia y gran destreza musical. Destaca especialmente Giardino, quien es un espectáculo en sí mismo junto a su fiel Fender Stratocaster, evocando con su estilo por momentos a Yngwie Malmsteen, en otros a Ritchie Blackmore, especialmente en sus años en Rainbow. Un mago de las seis cuerdas, sin lugar a dudas, uno de los más grandes guitarristas latinoamericanos.

null

Un inesperado regalo musical se dio al cierre del primer bloque del show, cuando Giardino comienza a tocar clásicos riffs de la historia del rock, citando a bandas como Guns N’ Roses, Metallica, Van Halen, Creedence y AC/DC, entre otras. Un viaje que terminó con los acordes de “Volviendo a Casa”, canción del disco El Camino del Fuego de 2002 y que fue un karaoke espontáneo.

null
null

Con el teatro en su máxima capacidad y totalmente enfervorizado, Rata Blanca interpreta “Guerrero del Arcoíris”, “Mujer Amante” y “La Leyenda del Hada y el Mago”, sus más grandes himnos que fueron cantados de punta a cabo por sus fanáticos, marcando el fin de un concierto sin puntos bajos. Los argentinos pueden continuar tranquilos su viaje hacia la última parada de su periplo por Chile, cuando se despidan del país con su concierto en Punta Arenas, sabiendo que dejaron todo lo que tienen sobre los distintos escenarios chilenos que pisaron durante esta intensa semana.

Setlist:
Tormenta eléctrica
Los chicos quieren rock
Sólo para amarte
El círculo de fuego
Talismán
Rock and Roll Hotel
Días duros
Aún estás en mis sueños
Endorfinas
Tan lejos de aquel sueño
Medley: Pretty Woman / Smoke on the Water / Enter Sandman / Sweet Child of Mine / Jump / Fortunate Son / Billy Jean / Highway to Hell
Volviendo a casa
Guerrero del arco iris
Mujer amante
La leyenda del hada y el mago

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Deja un comentario