Richie Ramone en Rock & Guitarras: Duro de matar
28 de julio 2019.

Por Jorge Fernández.
Fotografías por Felipe Cabrera.

Tenues gotas caían en cielo capitalino el domingo por la tarde. Tan débiles que no opacaron en lo más mínimo lo que se vivió en el esperado concierto de Richie Ramone en el céntrico antro musical Rock & Guitarras. El otrora baterista de una de las bandas más emblemáticas de la escena punk estadounidense se subió al escenario y deleitó a la masa de gente que se apostaba en el lugar con una dosis alta de clásicas canciones alguna vez interpretados por esos chascones queridos que vestían jeans ajustados y chaquetas de cuero.

Mucho se habla de la apropiación indebida de canciones que han hecho los ex integrantes de la exitosa banda, cayendo la responsabilidad de estas difamaciones principalmente en Marky, de recientes pasos por nuestro país y en el protagonista de esta jornada. Lo cierto es que la cosa no es tan así como se piensa, pues Richie Ramone fue un participante muy activo durante su periplo como baterista oficial ya que, si bien su paso duró poco menos de un lustro igual logró dejar su marca, tanto a nivel de composición como de interpretación.

null

Así es. Richie Ramone compuso seis canciones reunidas por aquí y por allá en los tres álbumes de estudio en los que estuvo antes de abandonar la banda por ahí por 1987. De esos temas el más exitoso es uno de los que escuchamos casi al principio del concierto: “Somebody Put Something in my Drink” canción pedida por el ferviente público y coreada a viva voz de principio a fin. Entre los otros temas de su puño y letra que se hicieron presente también estuvo “Smash You”, “I Know Better Now”, “(You) Can´t Say Anithing Nice” y “I´m Not Jesus”.

Pero no solo el talento personal creativo se vivió durante la puesta en escena, sino que alternando batería con voz o solo frente a un micrófono como el mejor de los frontman, Richie Ramone fue mostrando un desfile de entrañables canciones de aquella mítica banda que sedujo multitudes con acordes y letras simples, pero profundamente pegajosas. Entre las más destacadas siempre es necesario resaltar aquellas que sonaron con más fuerza a través de las gargantas de los aficionados multietarios. “Blitzkrieg Bop”, “Judy is a Punk”, “Sheena is a Punk Rocker” son solo una pequeña muestra de la efervescencia que se vivió ante tan sólido espectáculo.

null

Dos covers bastante conocidos sonaron fuertes también: “Enjoy the Silence” de Depeche Mode y “Have You Even Seen the Rain?” de Creedence Clearwater Revival. Ambos en clave punk por supuesto, con esa tradicional y rica velocidad basureable que se respira con pocos acordes en funcionamiento.

Luego de sesenta minutos sobre el escenario el adiós estuvo precedido por otro tridente de clásicas canciones que dejaron a todos con una sensación de plenitud ante lo vivido. De ellas, la siempre conocida “Havanna Affair” fue la que mayor respuesta tuvo sin minimizar el efecto de las otras.

null

Generalmente se habla mucho y se escucha poco. Lo cierto es que siempre es preferible sentir a un artista que mantiene su pasión por la música a vapulearlo con el uso y desuso de lo que alguna vez fue un éxito que no le perteneció del todo. La música se hizo para ser reinterpretada cuantas veces sea necesario y mientras eso suceda los Marky, los Richie y los que sean recibirán el más espontáneo aplauso y agradecimiento por permitirnos vivir la esencia punk una vez más.

Setlist:
Durango 95
Loudmouth
Somebody Put Something in my Drink
Smash You
I Don´t Care
I Know Better Now
(You) Can´t Say Anything Nice
Pretty Poison
Chasing the Night
Animal Boy
Blitzkrieg Bop
The Last Time
I Fix This
Judy is a Punk
Howling at the Moon (Sha-La-La)
Enjoy the Silence
Bragadoccio
Today Your Love, Tomorrow the World
Wart Hog
I´m Not Jesus
Have You Ever Seen the Rain?
Sheena is a Punk Rocker

Encore:
I Wanna Live
Havana Affair
Cretin Hop

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Deja un comentario