Tributo Sinfónico a Elvis Presley en Movistar Arena: Una leyenda más viva que nunca
22 de abril 2018.

Por Carla Valdebenito.
Fotografías por Felipe Morales.

Hay artistas que por más que pasen los años desde su partida física, poseen un legado que sigue creciendo a través del tiempo. Y es que gracias a la tecnología y los registros guardados de sus presentaciones en los tiempos en que el muy bien llamado Rey del Rock la rompía en cada concierto es que podemos revivir un show memorable como los de antaño. No cabe duda que la música de Elvis ha trascendido a lo largo de muchas generaciones, y ayer quedó demostradísimo en un Movistar Arena en donde no quedaba espacio libre para ningún fanático más. Desde familias completas, a parejas que, probablemente hayan contraído su vínculo amoroso con las canciones de Presley de fondo, es que vivimos uno de los mejores conciertos de nuestras vidas.

“The Wonder Of You” es el nombre de la gira mundial que promete cumplir dos de los mayores sueños que tenía el rey: recorrer el mundo con su música y tocar con una orquesta sinfónica. Sueño del que anoche fuimos testigos. Todo comenzó a eso de las 21:00 hrs, donde una de las orquestas más populares de nuestro país fue la encargada de musicalizar el gran encuentro. El sonido de primer nivel de La Orquesta Barroca Nuevo Mundo deslumbró con sus más de 50 músicos en escena con una obertura a la altura de cualquier show internacional de la mano de los acordes de una de las baladas más populares de Elvis: “Can’t Help Falling in Love With You”, seguido de la entrada de la principal responsable del tour, Priscilla Presley quien comenzó con una potente introducción donde habló de lo importante que son las canciones que se interpretarán a lo largo de la noche, ya que son temas que él amaba. Palabras llenas de emoción donde también recalcó el enorme amor que sentía por la música.

Tras las conmovedoras palabras de la anfitriona, comenzó la música. Junto a la proyección de manera simultánea de diferentes shows que dio en su larga carrera, increíblemente todo cuadraba de manera perfecta, la sincronización de los músicos junto a la voz e imagen de Presley en 3D hacía creer que estaba presente en todo momento del espectáculo.

Y así avanzaba la jornada, la cual estuvo dividida en diferentes bloques, donde hubo espacios donde Priscilla aparecía para compartir detalles de lo que fue la vida musical de su marido y dar así paso a lo que vendría. Una de las partes del show tenía como nombre “Sólo escucha” ya que, estaba dirigida en un cien por ciento a sentir, para así conectarnos con las letras y melodías de “Don’t”, “It’s Now Or Never” y “Can’t Help Falling In Love”, entre otros.

Ya con un nudo en la garganta, tras oír cada éxito, Priscilla volvió a escena, pero esta vez de manera aún más cercana, donde bajó acompañada de su traductora al sector donde se encontraba el público y fue así donde se dio el tiempo de, en un acto generoso, hacer preguntas a quienes estaban ahí presentes. Situación que confirma el real amor e interés que les da tanto a los fieles de Elvis, como a su propio recuerdo.

Como si esto fuera poco, Priscilla compartió un momento único, donde quiso mostrar imágenes inéditas que ella atesoraba de la pareja. Fotos de su matrimonio, vacaciones en el que ella llamaba el lugar favorito de su esposo, Hawai. Y algo tan importante como el nacimiento de su única hija, Lisa Marie. Luego de vivir un espacio en el que todos nos pudimos sentir parte de su vida e historia, como si de una reunión familiar se tratase, siguió la música. Fue allí donde se comenzó a sentir la esencia de lo que significa Elvis Presley debido a que las proyecciones de las pantallas se empaparon de Las Vegas. “Don’t Be Cruel” y “Blues Suedes Shoes” fueron parte del momento más alto y posiblemente esperado de la noche. Los pies de todos los asistentes se movían sin parar, incluso se dio la oportunidad para que los más valientes saltaron a una improvisada pista de baile.

Tras dos horas de show, Priscilla nuevamente alzó la voz, esta vez para agradecer a cada uno de los miles de espectadores que asistieron ayer a Movistar Arena a disfrutar de un momento único e incomparable donde una de sus frases más conmovedoras fue que: “Gracias a ustedes puedo demostrar que Elvis sigue vivo”, para así, finalizar dando paso a su propia canción favorita: “Uf I Can Dream”.

Son varios los tributos que recorren el mundo, de manera simultánea, dedicados a la memoria musical del incomparable y eterno Rey del Rock. Pero cabe indicar que este es sin duda uno de los más importantes, ya que se puede ver material inédito que nos permite apreciar parte de su vida más personal y además, “The Wonder Of You”, tiene la particularidad y el sello de estar dirigido por una de las personas más cercanas a Elvis, su viuda Priscilla Presley.

Setlist:
Can’t Help Falling In Love With You
Burning Love
Welcome To My World
Streamroller Blues
Fever
You Gave Me a Mountain
You don’t Have To Say You Love Me
I Just Can’t Help Believing
Just Pretend
You Lost That Loving Feeling
Don’t
It’s Now Or Never
Can’t Help Falling In Love
In The Ghetto
How Great Thout Art
Bridge Over Trouble Water
Trouble Guitar Man
That’s All Right
Hound Dog
Don’t Be Cruel
Heartbreak Hotel
Are You Lonesome Tonight
I’m All Shook Up
Blues Suedes Shoes
Memories
Love Me Tender
The Wonder Of You
Suspicious Mind
What Now My Love
Big Hunk O’ Love
Uf I Can Dream

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Deja un comentario