Por Johanna Dagnino.

Este 14 de octubre promete ser algo tremendo, U2 viene por cuarta vez a nuestro país y vuelve a presentarse en el Estadio Nacional. Algo curioso pasa con esta banda irlandesa: ha logrado atravesar generaciones, épocas, estilos y cuanta barrera pueda imaginarse. Nacen en Dublín, en el año 1976, cuando se reúnen sus miembros Bono (voz), The Edge (guitarra, teclado y voz), Adam Clayton (bajo) y Larry Mullen Jr. (batería). Desde sus orígenes hasta ahora han pasado más de 40 años, 13 discos de estudio, 10 discos en vivo, 8 discos recopilatorios y 18 giras mundiales: si se trata de poner a prueba el cómo un grupo puede lograr permanecer en escena, U2 lo ha hecho todo. ¿Lujos que puedes darte después de eso? Por estos días, U2 viaja acompañado por Noel Gallagher y su banda (High Flying Birds), quienes son los encargados de abrir el espectáculo en el margen de la gira The Joshua Tree Tour, la cual conmemora 30 años de aquel disco.

Como dato para quienes recién se adentran en el universo que constituye la historia de esta banda: su formación se la deben a un anuncio escolar, en donde Larry Mullen Jr. buscaba compañeros para formar una banda. U2, como marca, ve la luz en 1978; para 1980 consiguen su primer contrato discográfico (con Island Records) y publican su primer álbum: U2 Boy. Otro punto importante en estos más de 40 años de existencia es el lanzamiento de War en 1983, un salto tremendo si consideramos tanto el componente creativo de la banda y el impacto comercial que tuvo. De este disco se desprenden grandes hits como “Sunday bloody Sunday” y “New year’s day”.

Imposible no mencionar dentro de su historia su quinto disco de estudio, que hoy los vuelve a traer y nos permite vivir una vez más la “experiencia U2”: The Joshua Tree. El álbum aparece en 1987 y la rompe con temas que pasaron a ser parte del dominio de todos quienes vivieron esa época. De aquí se desprenden “Where the streets have no name” y “I still haven’t found what I’m looking for”. Del mismo disco es el archiconocido “With or without you”, si te perdiste los 80 pero viste “Friends” de seguro sabes que es el tema que Ross le dedicó a Rachel después del incidente del “we were on a break”. Para terminar con la lista de destacados, nos encontramos con Achtung baby (1991), disco del que pueden recordar grandes títulos como “One”, “Ultra Violet” y “Who’s gonna ride your wild horses”.

Esta banda de rock encontró sus orígenes en sonidos vinculados al post-punk y ha sabido ir evolucionando para mantenerse vigente con el correr del tiempo. Su producción es vasta, extensísima si prefieren, pero eso sólo permite aumentar más las expectativas para quienes aceptaron la invitación que extiende U2 para asistir al Estadio Nacional. Se trata de una banda que, pese a haber cambiado en cuanto a la esencia de sus sonidos, ha sabido mantener una base instrumental y un sello a través de sus letras, el tono característico de su vocalista, la sincronía entre el bajo y la batería y un ritmo que ha sabido mantener en parte la misma esencia. Finalmente, U2 es una banda que por su experiencia y talento jamás decepcionan en vivo, una oportunidad para no perder y una experiencia que vale la pena y la espera.

X