Washed Out en Chile: Fabricando buenas vibras
Teatro La Cúpula, 3 de noviembre 2017.

Por Omar Saldias.

La invitación para este viernes deslumbraba de delicadeza y buen gusto, tras el anuncio de la presentación en nuestro país del proyecto de Ernest Greene: Washed Out. Era imposible no traer a la mente tantos buenos momentos generados con sus más notables entregas, como el consagratorio Within and Without del 2011 o Life of Leisure, el EP del 2009 donde Green abrió nuevos horizontes para el Chillwave o Downtempo pop. Así, con el corazón inflado, llegamos a la presentación de uno de esos artistas que nunca crees que podrías oír en vivo.

Estancia La Mar es el proyecto electrónico a cargo del productor Pablo Muñoz, Mario Martínez (Motivado) y Juan Pablo Abalo, quienes, este mismo año, nos entregaron “Sesiones de Panamá”. Este mismo fue el encargado de abrir la noche con delicadeza y concentración; a través de sus aparentes simples texturas, endulzaban el aire con una brisa playera y creaban un contexto atemporal. su hipnótico downtempo brilló con más intensidad al sonar “Botavara”, composición que sintetiza el argumento de Estancia La Mar.

Al aparecer en escena Washed Out no dejó dudas: la estampa visual, acorde a lo que proponen en cada uno de sus videos o incluso sus redes sociales, sería la protagonista. Se trató de un show visual por sobre todo conceptual más que “pirotécnico”, dejando en claro que la motivación de Ernest Greene, más que de showman, es fabricar nuevas vibras e invitar a la introspección y a sentir todo a nuestro alrededor.

Al sonar “Burn Out Blues”, tema perteneciente a su último álbum, Mister Mellow (2017), nos pudimos sacar toda duda sobre cómo suena Washed Out en vivo. Si bien su estilo usa procesadores de efectos, sintetizadores, looping, samplers y líneas vocales con bastantes efectos; lo cierto es que, de ninguna forma, suena recargado o “postprocesado”. Por el contrario, Washed Out suena como con un buen par de audífonos, con sutiles texturas, la pista de voz fundiéndose en una atmósfera emotiva, lo cual se suma a la excelente acústica con la que cuenta la Cúpula.

El setlist que nos tenía preparado Ernest Greene y compañía fue un completo compendio por sus tres álbumes de estudio. Con temas como “Olivia” o “New Theory”, llenos de sonidos anacrónicos que apelaban a los recuerdos de los 80’ o incluso música disco de los 70’, nos fueron sumergiendo en ese receptivo y sensible modo que requieren las composiciones de Greene.

Para quienes hemos escuchado “Get Lost”, “Feel it all around” o “Amor Fati” viajando, caminando o esperando a alguien, hace sentido y cobra vida este efecto inmersivo que tienen: así, pudimos apreciarlo ya que lo mismo se produjo en la cúpula. La voz de Ernest Greene se mantenía en el aire con vibras propias, haciendo bailar a un público rendido ante la profundidad de una banda que, se puede parecer a muchas, pero que ha optado por incursionar en un estilo a través de sus propios caminos.

Con Washed Out, el rock basado en la guitarra ha pasado a segundo plano. La cálida reverberación y frecuencias de bajo palpables son las que se adueñan del aire, dejando esa sensación de saber que estás disfrutando algo nuevo: una hermosa experimentación sobre bases sonoras y visuales universales. Luego de una hora de show, puedes llamar a la sensación con la que te quedas como “placer culpable”, puedes intentar trazar un recuerdo a los ingredientes que componen sus temas e intentar descubrir porqué te hacen sentir bien o, simplemente, puedes dedicarte a sentirlo.

Setlist:
Burn Out Blues
Title Card
Olivia
New Theory
Floating By
Hold Out
Hard to Say Goodbye
Don’t Give Up
Belong
Get Up
Get Lost
Feel it all around
Amor Fati

Encore:
Soft
Eyes be closed

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

X