Yajaira en Live Music Experience: Cuarto de siglo de una entidad dual
Blondie, 12 de septiembre 2020.

Por Gonzalo Manzo.
Fotografías por Francisco Aguilar A.

El tridente insigne del rock pesado latinoamericano tuvo anoche la oportunidad de celebrar 25 años de historia y resistencia desde la escena musical subterránea. Se trató de una noche anhelada tanto por la banda por sus seguidores en la que pudimos vislumbrar en todo su esplendor y, desde el formato trío original con sus miembros fundadores, una radiografía a través de sus trabajos de estudio donde destacan el homónimo Yajaira (C.F.A., 1998), Lento y Real (C.F.A., 2000), La Ira de Dios (C.F.A., 2002 y que será editado próximamente en formato cassette por medio de Bombtrack Distro), Split Yajaira / Hielo Negro (Pilsoca Records, 2002), Desolazion (Algo Records, 2005) y el aclamado Post Tenebras Lux (Algo Records, 2017) que contó con la participación del ingeniero norteamericano Jack Endino, quien trajera a la vida álbumes de bandas emblemáticas como Nirvana y Soundgarden, entre muchas otras, y quien, además, ha trabajado durante los últimos años con reconocidas bandas chilenas como Icarus Gasoline y Wild Parade.

Formando parte de proyectos musicales como Pánico y Francisca Valenzuela, Sebastián Arce, baterista de Yajaira, se aleja de la banda luego de Lento Y real, marginándose de gran parte de su crecimiento y maduración para así volver en 2019 al nido musical que vio desarrollar sus primeros ritmos detrás de los timbales.

Con un E.P. bajo el brazo sin publicar y un L.P. ad portas de su grabación, Yajaira aprovechó anoche la oportunidad de tocar en vivo después de medio año sin presentaciones. Se abre el streaming en Blondie con una introducción que la banda ha llamado en sus setlists “Baño de Gong” que se funde con unas visuales que otorgan ambientación a la velada y que funciona como una cortina musical en la que los músicos se internan profundamente en la tonalidad que será compañía durante la jornada. Comienza, así, el andar con “Fuego Negro”, canción perteneciente al próximo L.P. que expone desde un primer momento la densidad de la propuesta musical de la banda que no tarda en desplegar su arsenal sonoro mediante una visceral “Bajo Presión”, de su disco homónimo, una radical vuelta al pasado en momentos en que los versos se hacen carne más que nunca dado el actual contexto social.

“Actos Impuros”, cuyo videoclip fue manufacturado por Vox Internum Producciones ejemplifica el sonido más primitivo del power trio, de la mano del baterista Hector Latapiat, quien participara desde los tambores y platos en el mencionado Desolazion, al igual que en el E.P. Antiguos Demonios (B.Y.M. Records, 2014). Cabe señalar que esta canción forma parte del E.P. Turbias Visiones a publicarse en octubre del presente año, según cuenta el vocalista y bajista Miguel Montenegro en una entrevista.

“Lento Y Real”, instrumental incluida en el álbum recopilatorio Sonidos Ocultos: 95-03 (C.F.A., 2003), en la que los más fanáticos pueden reconocer el riff de “Nada Fue Igual” perteneciente al álbum Split con Hielo Negro, y que funciona como una amalgama entre “Actos Impuros” y “Escucha al Viento”. “Cierra los ojos, escucha el viento hablar”, Montenegro nos tranquiliza desde su propuesta lírica inspirada en parte en el chamanismo, en la espiritualidad y en el ocultismo.

Damos cabida, ahora, a una de las canciones clásicas de Yajaira (y una de las que goza de gran recepción por parte de la audiencia en vivo), “Indecisión”. Con un swing feeling y una estructura musical inspirada en el rock de los 70’s -referencia y fuente creativa recurrente para la banda-, la canción desemboca en una animada “Ojos Sin Expresión”, que figura en el último L.P. Post Tenebras Lux. Se trata de una pieza “reciclada”, extraída del instrumental “Rocanrol” del compilado Sonidos Ocultos: 95-03 en la que Samuel Maquieira, guitarrista y vocalista, vierte toda su expresividad y genialidad guitarrística a través de un riff que se desarrolla a lo largo de la pieza, adoptando múltiples formas e intensidades.

Ya en la recta final nos encontramos con “El Ritual” y su característica atmósfera ternaria de trance que aterriza en los versos cuaternarios “De alguna parte luz vendrá, de alguna parte vuelves a brillar”, brindándonos un espacio de sanación y tranquilidad que muy bien nos viene en esta época. La densidad aletargada nuevamente se hace presente con “Las Cruces”, canción con atisbos de sludge metal o metal lodoso que encarna el lado más espeso y sombrío de Yajaira que finaliza con la epopéyica “La Resistencia del Universo”, en cuyo interior fue incluida la ondera “Humo de Versalles”, versión magistral que funciona como un interludio que los años de escenario y química musical logran armar siempre en pos de la música, una hermosa forma de agradecer los años de aguante en la incansable y resiliente escena musical chilena.

A la espera de poder realizar su habitual gira nacional de Punta Arenas a Arica, Yajaira está de vuelta, con la experiencia, sabiduría y bagaje artístico adquirido en este cuarto de siglo, a sus raíces, al núcleo primitivo que vio nacer este tótem latinoamericano de la dualidad, este homenaje a los orígenes del rock pesado que abraza un pasado musical extrapolándolo a un presente caótico en el que el arte nos logra (y logrará) transportar al interior del ser, a este espacio de catarsis, reflexión y acción en el que elevamos nuestro espíritu y alzamos nuestras voces.

Setlist:
Intro
Fuego Negro
Bajo Presión
Actos Impuros
Lento y Real
Escucha al Viento
Indecisión
Ojos Sin Expresión
El Ritual
Las Cruces
La Resistencia del Universo

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Deja un comentario