Por Francisco Aguilar A.

Beto Cuevas es un cantante, compositor, músico y productor nacional, ex líder de la banda internacionalmente conocida La Ley. Cuevas llega como solista a Lollapalooza Chile para presentar su nuevo disco Colateral, producido por Humberto Gatica y Federico Vindver. Un trabajo que incluye temas inéditos y reinterpretaciones como “Mentira” y “Fuera de Mí”, éxitos de La Ley.

Pudimos conversar con Beto. Todo el detalle en la siguiente entrevista:

Beto, gracias por tu tiempo. Para comenzar, cuéntanos un poco de tus inicios en la música, ¿cómo decides dedicarte a ella?

Cuando niño me fui de Chile a los 3 años, viví 7 años en Caracas, Venezuela. Luego nos fuimos con mi familia a vivir a Montreal, Canadá. Ahí crecí, fui adolescente y empezó mi gusto por la música, pero no para interpretarla, solamente cantaba en la ducha y lo hacía de manera muy personal y aficionada, pero nunca di ningún paso para tener una carrera musical. Eso sucedió cuando en el año 88 me tomé un año sabático para conocer Chile, porque a mi madre la contrataron para un proyecto de desarrollo allá y llegué, conocí gente, escuché por primera vez rock cantado en nuestro idioma, aparte de los clásicos tipo Buddy Richard, Bric a Brac y ese tipo de cosas que escuchaba mi papá, nunca había escuchado a Los Prisioneros, Soda Stereo, nada de eso y me gusto bastante. Luego, por esas cosas de la vida me terminé topando con mis ex compañeros de La Ley, los que estaban buscando en esos momentos un cantante, porque no les habían funcionado los que tenían. Me dieron la oportunidad de probar, les gustó y ahí empecé a escribir canciones y a ser parte de ellos.

Al hablar de tu carrera, son más de 30 años, ¿Cómo ves la evolución que has tenido al mirar hacia atrás?

Ha pasado mucho. Van a ser 31 años en el mes de junio, ha habido todo un desarrollo. Yo me formé como músico escribiendo melodías y letras, para después comenzar a tocar instrumentos y a componer mis propias canciones. Fue como una escuela in situ, haciendo conciertos y formándome. Fue una linda carrera. También he visto cómo ha ido cambiando el mundo. Por ejemplo, en la industria de la música, nosotros cuando empezamos no existía internet y apenas estaban apareciendo los teléfonos celulares. Luego vino todo ese desarrollo de las comunicaciones instantáneas y ahí fuimos como grupo y yo como artista, adaptándonos a esos nuevos tiempos y saliendo adelante. Siempre con la premisa de hacer canciones, tratar de ser lo mas honesto posible y decir cosas que te pasan o que ves y que quieres expresar a través de este medio.

¿Al revisar tu actualidad musical, cuáles son tus referentes?

Mientras más pasa el tiempo, más voy redescubriendo cosas a las que no les había prestado tanta atención. Mis referentes musicales son los mismos de siempre, son la base del rock, partiendo por el de los 50, con Elvis, Chuck Berry, luego pasando por los 70, con los Rolling Stones y los Beatles y después bandas más contemporáneas de los 80, que fue cuando me formé como adolescente y decidí que era eso lo que me gustaba. Hoy en día, los géneros se han mezclado bastante y me gusta, me gusta lo que está pasando. Lo que nunca acepté realmente, a pesar de que hubo mucha presión en algún momento dado a nivel discográfico, fue hacer algo con sonidos urbanos, no porque tenga algo en contra, de hecho puedo bailarlo en una fiesta y pasarla bien, pero no es lo mío, no es dónde está mi sensibilidad y lo que no me gusta es tener que adoptar un ritmo musical que no me es propio y no lo vibro, simplemente por el hecho de sonar en la radio. Hoy en día hay muchas carreras que se pueden desarrollar, sin necesidad de tener que sonar en las radios, aunque yo no me estoy quejando porque si he tenido la suerte de sonar en ellas. Creo que hoy en día hay muchos artistas que han hecho ese crossover de género y que de alguna manera su música suena mucho a ese ritmo urbano y así todo se comienza a unificar. No me gusta eso, porque la gracia de ser artista es siempre poder ofrecer algo que sea único y diferente y no seguir una norma para estar aceptado en ciertos medios de comunicación.

Al escuchar de tu último disco, Colateral, este tiene una mezcla de duetos de tus éxitos y temas nuevos. ¿Cómo nace la idea de esta unión de propuestas en un mismo álbum?

Me estaba acercando a la celebración de estos 30 años de carrera y teniendo la oportunidad de hacer un disco, con apoyo discográfico, sentí que podía hacer algo que se fuese desmembrando de a poco, que fuese sacando sencillos antes, dentro de los cuales había muchas nuevas versiones de canciones clásicas en duetos, cosa que no había hecho antes. Luego la otra mitad, que salió cuando publicamos el disco, con canciones originales, que responden a ese amor que tengo por la melodía.

Es imposible restarse a la actualidad de nuestro país. En base a eso, ¿cómo ves el rol del músico en el proceso social que estamos viviendo?

Yo creo que el rol del músico y me refiero al compositor, el que quiere decir cosas a través de sus letras y de su música, es simplemente reflejar su vida a través de la música. Su vida puede ser más involucrada en el plano público o más personal. Son opciones que cada uno toma. Pero creo que definitivamente cada músico tiene el rol de ser honesto, decir lo que se quiera decir, pero de una manera que le llegue al corazón a la gente. Pienso que en ese sentido hay muchos artistas que han justamente logrado llegar al corazón de la gente en momentos especiales de la historia, ya sea de un país o de un continente y lo vemos por ejemplo con el gran éxito que tuvieron Los Prisioneros en los 80 y parte de los 90, justamente con sus letras más directas y provocadoras que generaron la voz de toda una generación.

Al hablar de la presentación que realizarás en Lollapalooza. Cuéntanos qué es lo que tienes preparado para ese día.

Justamente estoy en eso, ensayando en estos días con mi banda y los demás ensayos los haremos cuando llegue unos días antes a Chile. Estoy básicamente preparando un show que consta de algunas canciones nuevas, pero también de un montaje super dinámico, donde voy a tratar de meter el máximo de canciones posibles en el tiempo que se me dio para desarrollar mi show. La idea es que la gente la pase bien, los que estamos arriba del escenario también y tirar buena onda, que yo pienso que es lo que necesita nuestro país ahora. Nuestro país necesita equilibrio, que las personas que pueden hacer los cambios de manera concreta los puedan llevar a cabo y que escuchen lo que quiere la gente, pero también a su vez, que ojalá los actos no terminen llenos de violencia y destrozos, que tampoco hacen avanzar al país.

Para ir cerrando y agradeciendo tu tiempo. ¿Cuáles son tus planes para este 2020?

Mis planes son seguir haciendo en lo que he estado. Ahora estoy en una temporada de teatro musical, que me ha encantado, ha sido una gran revelación para mí, porque por primera vez en mi vida me subo a un escenario a cantar con un personaje. He podido también mostrar mi amor y pasión por la interpretación actoral y musical. He podido cantar canciones en tonos que nunca había sospechado que podía llegar. Ha sido un periodo de mucho crecimiento, que espero poder seguir haciéndolo y hay varios proyectos que no puedo contar ahora pero que pronto voy a llevar a cabo que tienen que ver con la música, con el arte, con el cine y todo eso.

Beto Cuevas se presenta el sábado 28 de marzo en Lollapalooza Chile. Entradas disponibles por Puntoticket.

Deja un comentario