Por Paulo Domic.

Carlos Dolezal es un chico nuevo en el barrio del heavy metal chileno y llegó mostrando un reluciente juguete nuevo.

Su debut solista como Dolezall, el álbum “Look at the Distance”, tuvo como músico y productor a Nicolás Arce, quien también ha producido discos de Husar, Invasión, Domic, Polímetro, Outsiders y Battlerage, entre otros. Y en las voces, cuenta con Felipe del Valle, ex cantante de Delta y actual frontman de Drake. Un equipo tremendamente competente para lograr el objetivo de hacer un disco de heavy metal directo y puro.

Tuvimos la oportunidad de conversar con Carlos y conocerlo un poco más. Comprender su motivación original detrás de su obra prima y saber más del futuro de este proyecto metalero.

¿Es cierto que eres médico?

Así es, de especialidad neurólogo. Trabajo haciendo neurofisiología intraoperatoria, principalmente en pabellón. En cirugías con riesgo de daño neurológico, como tumores cerebrales, fracturas de columna. Cirugías muy complejas. Y con este tema del COVID ha sido difícil, porque hemos tenido que suspender muchas cirugías y estar siempre cuidándonos mucho.

¿Y te dio COVID?

Me dio hace un mes y medio. Super suave. Yo me sentía raro de que no me hubiera dado con tanta exposición, era super probable de que me contagiara. Aguanté harto, pero al final caí.

¿Pero ya te habías vacunado?

Sí, y justo fue 15 días después de la segunda dosis. Así que yo creo que de todas maneras eso me protegió.

Puede ser una imagen de 1 persona y platillo

¿Cómo nace la pasión por la música?

Yo soy baterista. En la escena estoy hace muy poco, pero toco batería hace 20 años. He tenido algunos proyectos underground. El más importante fue Cuerpo Extraño, una banda con la que grabamos un disco de temas propios de hard rock.

¿Cómo surge la idea de grabar tu disco solista?

Hace un año, conversando con Nicolás Arce, le comenté la idea de que quería generar otros proyectos musicales. Partió con las ganas de hacer un tributo a mi padre que había fallecido hace un par de años. Entonces como homenaje, se me ocurrió hacerlo a través de música. Así que comencé a escribir textos e historias sobre su vida. Nos alcanzamos a juntar una sola vez hasta que llegó la pandemia y bueno, comenzamos a trabajar vía online. Le iba mandando las composiciones y él me ayudaba con las cuerdas. Así fue tomando forma el proyecto.

Esto para mi es un sueño logrado, porque vengo de muchos intentos previos. Me costó encontrar las piezas del rompecabezas. El camino no fue fácil y por fin todo se alineó y sucedió. Y por eso estoy en esto como solista, porque hay múltiples situaciones que ponen obstáculos cuando uno está en formato de banda, donde a veces es difícil estar de acuerdo y coordinados todos.

¿Cuáles son tus influencias y bandas favoritas?

Por un lado, me gusta el heavy metal y el hard rock, que fueron las que me inspiraron en este proyecto.  AC/DC, Megadeth, Iron Maiden, Accept, Black Sabbath. Pero también me gusta el Thrash, Overkill, Kreator, Exodus, Testament, Slayer, etc. En este disco quise hacer algo que fuera transversal, que pudiera escucharlo y entenderlo tanto mis amigos rockeros, como mi mamá y mis hijas.  Creo que se logró, porque gente que no escucha rock lo ha escuchado y lo han disfrutado.

¿Y algo que no sea rockero?

Me gusta mucho el funk y el funk rock. Mi gusto musical partió de hecho con Elvis Presley, Tengo una colección de sus discos. También me gusta la música chilena, Los Jaivas, Violeta Parra, Víctor Jara.

¿Es este un disco conceptual?

Parcialmente, no 100%. Hay como 4 o 5 temas que están en esa línea. La canción “Look at the Distance” que le da el nombre al disco, es un resumen de la historia de mi padre. Describo su historia como la de un sobreviviente. Un inmigrante que escapó con su abuelo desde la Segunda Guerra Mundial. Y hay varias canciones en el disco que tocan temas como el holocausto, los japoneses y otros tópicos relacionados con la Segunda Guerra. Pero por otro lado, hay canciones que apuntan a otras temáticas. Por ejemplo, “Black Sheep” que abre el álbum, está inspirada en Bon Scott, primer cantante de AC/DC. Uno de mis favoritos. Y “Ghost Town”, está inspirada en las ciudades vacías en contexto de pandemia. Me di cuenta de que lo que quería era contar historias. Y a futuro, pretendo hacer algo directamente conceptual.

¿Por qué decidiste trabajar con Nico Arce?

A Nico lo conozco hace tiempo. Somos amigos, nos conocemos hace 15 años. Y cuando le hablé del proyecto, se interesó y así comenzó todo.

¿Y por qué sumaron a Felipe del Valle?

Nico me lo recomendó, yo no lo conocía. Escuché su música y me pareció ideal para el estilo del proyecto. Le mostramos canciones y se interesó. Y creo que hizo un trabajo excelente.

¿Quién está a cargo del arte de los singles y del disco?

Es un trabajo que quiero destacar, a cargo de José Canales, un gran ilustrador. Es parte importante porque el proyecto también tiene una propuesta gráfica. Él completa este equipo.

¿Están trabajando en un próximo disco?

Sí, ya estamos trabajando.

¿Y habrá algún cambio o se mantiene el concepto?

El concepto se mantiene y se afianza en este segundo trabajo. Se mantiene el equipo, la misma gente. Pero esta vez será totalmente conceptual, con relación a lo histórico. Vamos a trabajar sobre una etapa de la historia universal y la trataremos de describir con un hilo conductor.

¿Habrá nuevos elementos musicales?

Si, hay un poco más de elaboración en las canciones y probablemente le sumemos instrumentos que no están en el primer disco. Estamos partiendo desde la letra a la música, al revés de lo que hicimos en “Look at the Distance”.

¿Qué huella te gustaría dejar en el metal chileno?

Me gustaría que pueda ser de gusto transversal y que tenga contenido. Que llegue tanto a rockeros antiguos, como a nuevas generaciones. Las nuevas generaciones no están escuchando rock y me gustaría poder llegar a ellos. Quisiera relatar historias interesantes y mantener la fuerza del rock.

¿Qué mensaje buscas transmitir?

La lírica es realista, retrata realidades. A veces cae en la poesía y elementos metafóricos. En general trato de apegarme a la realidad. Sin mucha ficción. Tratamos de ser descriptores de hechos históricos, de situaciones e impresiones, a través de la música.

¿Qué otros planes hay?

Por ahora el segundo disco, ya que con todo el contexto pandémico no hay mucho que proyectar en cuanto a tocar en vivo. Queremos hacerlo y cuando sea el momento, necesitaremos sumar a un bajista. Pero ahora estamos enfocados en nuevas composiciones.

Escucha aquí el disco de Dolezall:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.