Francisco Victoria en Blondie: Siempre hay algo que decir
30 de enero 2020.

Por Constanza Paredes.

Cuántos alguna vez se han preguntado si un alguien aún quiere saber algo de uno, en estas circunstancias de cuarentena, pandemia. Probablemente ha pasado varias veces por la cabeza. Con “Quiero que quieras saber de mí” comenzó el concierto de Francisco Victoria en Blondie, una canción que a más de alguno le llegó de frentón y que se ha escuchado en estos más de diez meses de inusual transitar en la actualidad y que quizás fue dedicada producto del mismo contexto, eso es lo especial de ver este tipo de espectáculos que nadie pensó se iba a convertir en algo que se quedó finalmente, sobre todo en aquellos nostálgicos.

Pese a unos pequeños problemas de conexión, el show comenzó unos minutos después de las 22 hrs, el streaming de Francisco Victoria en Blondie, una trasmisión que todos probablemente desearon fuera de manera presencial-real, ya que es imposible no querer bailar con los ritmos de este sureño que cada vez más se abre paso en la música de nuestro país.

null

Con una banda que muestra a grandes músicos, su presentación partió evocando la presencialidad justamente, con un Francisco bailando y sintiendo cada nota desde el acorde cero y con una intensidad vocal que hacía vibrar. Es bastante interesante presenciar una puesta en escena en vivo desde casa, extrañando quizás el roce rítmico de los cuerpos al menearse por las melodías pegajosas de su música, una música que ya está quedando en la retina de cada uno, esta modalidad permite una variedad de posibilidades, el contacto sigue estando pese a la distancia, por eso el chat se volvió un espacio de tacto, un espacio nostálgico, un espacio de necesidad donde los comentarios no dejaron de llamar la atención, algunos ofreciendo «Hand roll a luca» y otros invitando a la pista 3 satíricamente, evocando espacios que todos queremos vuelvan tarde o temprano.

null

Los minutos avanzaron más rápido de lo que se hubiera querido, canciones como «Si vuelves al sur», «Querida ven» y «Siempre has sido tú», ayudaron a sentir cada compás y a no perder el ritmo de los bajos y la batería, después de esta última se dirigió al público con un marcado discurso “…Está todo mal hace mucho rato, así que nos vemos pronto en las calles nuevamente, sé que en sus casas quieren salir igual que nosotros, así que nos vemos por ahí”, una invitación a seguir levantando la voz porque evidentemente lo que estaba mal sigue igual y al parecer se está poniendo peor, una invitación a no quedarnos quietos pese a la pandemia, a no dejar que nos amedrenten las reglas inútiles para evitar el caos de una realidad sin solución definitiva.

null

Probablemente en «Querida ven» los saltos se habrían precipitado, deseando que estuviera con él Juliana Gattas, algo que quizás sin pandemia hubiera sucedido, pero Felicia Morales lo acompañó exitosamente, sin dejar ese vacío que a veces dejan los duetos cuando no se pueden homologar a los de los sencillos. Después apareció «Sincronicidad», un dueto con la misma Felicia, quien también está siguiendo una carrera solista y es una de sus amigas más queridas, quien lo acompañó en esta particular puesta en escena sin sacarse la mascarilla. «Te abrazaría, pero Covid”, con esa frase salió del escenario la fémina talentosa.

null

Una de las nuevas canciones del artista alternativo apareció: «Tírame al fondo del mar», letra triste pero melodía bailable; sacó buenos comentarios en el chat que parecieron suplir por un instante los aplausos en vivo. Es evidente su parecido con el estilo de Alex Anwandter, por lo menos como una influencia en su proyecto musical y puesta en escena, sin embargo logra posicionar una sutil y ligera particularidad con su timbre de voz y entradas vocales a su muestra. Su visual; su imagen es minimalistamente distinta: collar de perlas, anillo, bombachos y camiseta negra, un color que siempre lo ha marcado y que lo diferencia incluso de otros. Se comenzó a despedir con «Quiero volver» dejando una muestra previamente de una nueva canción que esperemos lance próximamente de manera oficial, para terminar con una de sus más queridas: «Marinos».

null

Pese a ciertos problemas de conexión, la audiencia participante tuvo paciencia y un buen recibimiento y gratitud al concierto, algo que no todos los artistas pueden conseguir, pero definitivamente el mérito es de Francisco Victoria y su equipo, pues la puesta en escena fue casi perfecta y su calidad vocal no dejó a nadie enojado. El músico agradeció a sus acompañantes y manager, a Blondie y agradeció el espacio para seguir haciendo lo que él dijo que quiere hacer por el resto de su vida: presentarse. Un excelente panorama que dejó a todos con ganas de más, de caminar por el bandejón de Alameda, de las diferentes pistas de la Blondie, de los Hand roll después de la fiesta y con ganas de que todo pase lo más pronto posible para volver a reencontrarnos.

Setlist:
Quiero que quieras saber de mí
Si vuelves al sur
Cruza el puente
Siempre has sido tú
Querida ven
Sincronicidad
Tírame al fondo del mar
Yo creí que eras mi amiga
Quiero volver
Todo lo que tengo
Marinos

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.