Lenny Kravitz en Lollapalooza Chile 2019: la cita imprescindible
Banco de Chile Stage, 29 de marzo 2019.

Por Carla Valdebenito.
Fotografías por Felipe Morales / Lotus Producciones.

Tuvieron que pasar varios años para que este gran artista regresara a nuestro país. Desde el 2005 donde fue su última visita han pasado ya 14 años. Esta vez, retorna con material fresquito tras la última publicación en el reciente 2018, hablamos del disco Raise Vibration, mismo nombre que da al tour que lo trae a uno de los festivales más importantes de la capital: Lollapalooza Chile.

A pesar de la larga jornada, Kravitz se presentó junto a un mar de gente que esperaba su show. No es menor, era uno de los artistas cabeza de cartel, por ende, uno de los más importantes y esperados tanto por lo que significa su regreso, como la expectativa del espectáculo que iba a dar.

null

Pasadas las 20:00 horas aparece Lenny, con un gorro que tapaba su esponjosa e inigualable cabellera, junto con una camiseta donde aparecía la imagen de nada más ni nada menos que el gran y recordado Jimi Hendrix, y así es como comienza todo, sonando de fondo “Fly Away” uno de los temas más conocidos a lo largo de su trabajo de estudio. Un inicio triunfal, que procedió con “Dig In”, donde la gente comenzó a manifestar su fanatismo desmedido.

Luego de ambos temas, llegó un momento incómodo donde Lenny debió abandonar el escenario por aproximadamente treinta minutos debido a problemas técnicos en el sonido que impidieron que su show siguiera su curso normal, pero que luego de varios minutos de espera, trajo a Lenny de regreso. Problemas en el sonido pueden existir hasta en los mejores festivales del mundo, y eso quedó claro, pero no es jamás un impedimento para seguir disfrutando del show.

null

Como si de un deja vu se tratara los músicos comenzaron a tocar, con un solo magnifico de guitarra parecía todo volver a la normalidad, y con la entrada por segunda vez pero triunfal del artista en cuestión continuó con uno de los hits noventeros más importantes de su carrera: “American Woman”, incluso versionó al reggae con frases de Bob Marley, donde el público volvió otra vez a entrar en onda. Al terminar el tema, se dio el tiempo de pedir disculpas por el problema, que se escapaba de su control y agradeció a Santiago de Chile por ser pacientes y esperar, a pesar de todo él se sentía feliz de estar aquí.

Lo que no cabe duda es que pasa el tiempo y Lenny canta como en su primer disco, con una magia que nadie podría negar. Acompañado de músicos de lujo que apañaban la excelente calidad vocal y presencial de este tremendo artista y que para ser sinceros, lo tiene todo para brillar por sí solo si el así lo quisiera.

Una de las estrellas de la época de los noventa más consagrados en la historia del rock funk musical que ha dejado huella en grandes escenarios y que no podía faltar en esta versión de Lolla quien apoyado por unas visuales, sus excelentes músicos y su fiel compañera de batallas; su guitarra con la cual dejó boquiabiertos a todos quienes estábamos pendientes de su espectáculo.

null

Ya no había nada que fallara y así fue, todo siguió funcionando a la perfección. Luego de “It Ain’t Over ‘ Til It’s Over” vino un cautivante solo de saxofón que hizo cambiar el ambiente y envolvió a todos en una nube de romanticismo, donde el lado más sensible y romántico del artista salió a flote, lo que acompañó después una seguidilla de éxitos lentos que atrapó a todos.

No cabe duda que Lenny no necesita introducciones, ni presentación. Él solo ha hecho de su carrera un enorme éxito, el mismo que se ha visto reflejado esta noche con la fila de hits que ha ido tocando en esta fría velada santiaguina donde se perdonan, incluso, los errores técnicos.

null

Como si ya fuera poco, un eufórico Kravitz no aguantó su energía y se lanzó al público sin pensarlo dos veces, una actitud característica de un rockstar como él, donde también se dio el tiempo de ir caminando por todo el borde de la primera fila cercana al escenario saludando y dándoles la mano a todos los fanáticos que estaban cerca. Una decisión muy acertada, por lo demás ¿Quién no querría tocar la mano de alguien tan genial como él?

Luego del segundo y logrado intento todo estuvo perfecto de principio a fin. Una hermosa velada llena de energía, y canciones de antaño que cualquier noventero de corazón se sabría sin dudarlo. Con un clarísimo “I love Santiago” saliendo de su boca con fuerza ya casi se despedía del escenario, también dejando entrever que podría regresar a nuestro país pronto dejando en evidencia en una frase que hablaba de volver a tocar para nosotros.

null

Una larga noche de hits que, a pesar de los inconvenientes repentinos que se vieron reflejados en el audio, fue de calidad desde el fallido principio hasta el hermoso final donde sonó otro de sus clásicos “Are You Gonna Go My Way” que utilizó para cerrar una noche especial con broche de oro como las grandes estrellas de la música.

Setlist:
Fly Away
Dig In
Bring It On
American Woman
Get Up, Stand Up
It’s Enough
Low
It Ain’t Over ‘Til It’s Over
Can’t Get You Off My Mind
Believe
I Belong to You
Always on the Run
Where Are We Runnin’?
The Chamber
Again
Let Love Rule
Are You Gonna Go My Way

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Deja un comentario