Trolls estrena en cines: El Glitter nos invade

Por Mackarena León.

DreamWorks animation, ha sabido llevar al cine muchas películas que sin duda le han dado gran renombre a la compañía, pero también generando grandes expectativas en las producciones que vendrán. Precisamente este es el caso de Trolls, una comedia musical que llega a la pantalla grande hoy 27 de octubre, dirigida por Mike Mitchell (productor de Alvin y las Ardillas 3 y Shrek 4), con Justin Timberlake como productor musical, y distribuido por 20th Century Fox. Es por esto que al leer en un comienzo “comedia musical”, se me vinieron a la cabeza películas con canciones cursis, una trama con la princesa que debe ser rescatada, y una música que aburre e invita a salir corriendo, pasando por mi mente un, “Oh Dios ¿por qué a mí?”.

La historia comienza describiendo a los duendes como unos seres muy felices y por sobretodo sabrosos, que empiezan a ser “cultivados” y comidos una vez al año en la fiesta llamada “trollsticio” por los Bergens, unos seres horribles, desagrables e infelices que sólo encuentran la anhelada felicidad comiendo a estos pequeños seres, es ahí donde el rey duende trama una gran fuga que los mantiene libres y felices por 20 años. Hasta que la princesa Poppy (interpretada por Anna Kendrick en EE.UU. y por Belinda en Latino América) decide celebrar con una gran Fiesta que alerta a la Villana Chef, exiliada hace 20 años por el Rey Bergens de antaño, quien captura a sus amigos y vuelve al pueblo para devolver la felicidad. Es ahí donde Poppy decide ir a rescatarlos junto con su amargado amigo Ramón (interpretado por Justin Tiberlake en EE.UU. y en latino América por Aleks Syntek), pasando por muchas aventuras hasta que conocen a Bridget, una Bergens que es lavaplatos en el palacio real y que está profundamente enamorada del Joven Rey Grisel. Es ahí donde Poppy, Ramón y sus amigos que fueron cazados, comienzan a ayudar a la pobre lavaplatos en su sueño, enseñándole que la felicidad está en el interior de cada uno y que sólo debe haber alguien para dejarla salir y disfrutarla.

A mi opinión una comedia que lleva bien puesto su género, ya que hace reír a grandes y chicos, con una gran animación y magníficos colores, encantando con la trama de la princesa héroe, su espíritu solidario y sus ganas de que todos puedan ser felices. Destacando también un buen audio, complementado con su música moderna y actualizada que te hace tararear las canciones, destacando el excelente trabajo que realizo Justin Timberlake. A demás de su gran enseñanza en la búsqueda de la felicidad. Recomendada para toda la familia y para aquellas personas que han perdido la fe en los musicales, ya que los sorprenderá gratamente. Así que, si quieres ir al cine a pasarlo bien, ver algo liviano y reírte mucho, esta es la oportunidad perfecta para hacerlo.

Deja un comentario