Kase.O en Coliseo Santiago: Blandiendo un micro sangriento

Kase.O en Coliseo Santiago: Blandiendo un micro sangriento
7 de abril 2018.

Por Francisca Neira.
Fotografías por Francisco Aguilar A.

Anoche se presentó en la capital el MC zaragozano Javier Ibarra, más conocido como Kase.O, quien subió al escenario de Coliseo Santiago flanqueado por el DJ, también ex Violadores del Verso, R de Rumba y por su colega El Momo, quien desde hace una hora antes ya había preparado a la audiencia con sus versos y su rap desenfadado que abrieron los fuegos de una noche en la que las palabras, en rimas y por montones, hicieron de las suyas.

En un país en que los índices de lectura son bajísimos y que el manejo de la lengua no es precisamente el fuerte de la mayoría de la población, una multitud considerable repletó el recinto de Nataniel Cox para disfrutar de la métrica de Kase.O, quien abrió la noche con la “Intro” de El Círculo (2016), su último disco de estudio cuya promoción ya lo había traído por estas tierras en mayo del año pasado con el mismo éxito de la presentación de anoche.

Tras la primera canción vino la primera interacción con el público en la que el MC dio la bienvenida a su círculo a todos los presentes y anunció lo que se vendría: su último disco y el recuerdo de la banda que lo llevó a la fama en su país y el mundo, Violadores del Verso. Los gritos no se hicieron esperar y la temperatura hizo estallar los termómetros cuando sonó la contestataria “Esto no Para”, seguida por una triada de canciones que salen de lo más profundo de la historia del propio rapero, demostrando que no solo la crítica da material para este estilo que tantos seguidores tiene en Chile y en Santiago, sino que también los complejos y los dolores que, aún superados, dejan marcas imborrables en quienes los viven.

Uno de los puntos más álgidos de la noche se vivió cuando, tras una improvisación a capella por parte de Ibarra, sonaron los primeros versos de “Vicios y Virtudes”, dando inicio a un popurrí de canciones de Violadores del Verso que pusieron a todos a cantar, vitorear y saltar como en la más prendida de las fiestas, recordando las rimas que a muchos abrieron la puerta del rap y el hip hop y que, pese a que sus autores se encuentran en una pausa indefinida, no dejan de emocionar a quienes las escuchan y provocan en todos el anhelo de una pronta reunión.

Toda la energía provocada por la verborrea del zaragozano tenía al Coliseo en llamas, el calor ya se hacía casi insoportable e, incluso, el equipo de Ibarra tuvo que repartir agua y toallas entre los asistentes de las primeras filas quienes aguantaron estoicos junto a la reja coreando a todo pulmón cada uno de los temas cantados por Kase.O quien, en ese contexto, dejó fluir su solidaridad para con las mujeres pidiendo respeto hacia ellas para que pudieran disfrutar del show tan tranquilas como sus compañeros. Esto justo antes de poner a todos a bailar frenéticamente con “Javat Ragga Boogalo”.

Pero el escenario, en todo caso, fue compartido solidariamente con El Momo, quien tuvo la oportunidad de rapear a capella en un fluir imparable y veloz de palabras que sonaban como una metralleta agresiva que dejó impávidos a todos para, nuevamente, descalabrar los cuerpos bailando al ritmo de “Mitad y Mitad”.

Dos encore con canciones del trabajo solista del MC así como de su banda de origen, coronaron una noche realmente intensa en la que, tal como en una montaña rusa, el zaragozano nos hizo recorrer vertiginosamente una serie de sentimientos experimentados por él y, seguramente, por todos nosotros también, compartiendo lo más profundo de cada uno de quienes estábamos en el teatro. De todas formas, tras todo lo vivido el mensaje seguía siendo claro y sonando con más fuerza que nunca: “mientras más amor das, mejor estás”.

Setlist:
Intro
Esto no Para
Yemen
Triste
Guapo Tarde
Viejos Ciegos
Pura Droga
Ninguna Chavala
El Pupurrazo
– Vicios y Virtudes
– Quieres
– Ocho Líneas
– La Ciudad Nunca Duerme
– Nada que Hacer
– Bombo Clap
– Tutorial
– Hardcore Funk
– Vivir para Contarlo
– Ballantains (a capella)
Pavos Reales
Javat Ragga Boogaloo
El Momo a capella
Booty (No Sé Qué Voy a Hacer)
Mazas y Catapultas
Mitad y Mitad

Encore 1:
Billete de Ida y Vuelta
Repartiendo Arte

Encore 2:
Basureta
Cantando
Outro

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE EL MOMO PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE KASE.O PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Kase.O en Coliseo Santiago: Blandiendo un micro sangriento 7 de abril 2018. Por Francisca Neira. Fotografías por Francisco Aguilar A. Anoche se presentó en la capital el MC zaragozano Javier Ibarra, más conocido como Kase.O, quien subió al escenario de Coliseo Santiago flanqueado por el DJ, también ex Violadores del Verso, R de Rumba y por su colega El Momo, quien desde hace una hora antes ya había preparado a la audiencia con sus versos y su rap desenfadado que abrieron los fuegos de una noche en la que las palabras, en rimas y por montones, hicieron de las suyas. En un país en que los índices de lectura son bajísimos y que el manejo de la lengua no es precisamente el fuerte de la mayoría de la población, una multitud considerable repletó el recinto de Nataniel Cox para disfrutar de la métrica de Kase.O, quien abrió la noche con la “Intro” de El Círculo (2016), su último disco de estudio cuya promoción ya lo había traído por estas tierras en mayo del año pasado con el mismo éxito de la presentación de anoche. Tras la primera canción vino la primera interacción con el público en la que el MC dio la bienvenida a su círculo a todos los presentes y anunció lo que se vendría: su último disco y el recuerdo de la banda que lo llevó a la fama en su país y el mundo, Violadores del Verso. Los gritos no se hicieron esperar y la temperatura hizo estallar los termómetros cuando sonó la contestataria “Esto no Para”, seguida por una triada de canciones que salen de lo más profundo de la historia del propio rapero, demostrando que no solo la crítica da material para este estilo que tantos seguidores tiene en Chile y en Santiago, sino que también los complejos y los dolores que, aún superados, dejan marcas imborrables en quienes los viven. Uno de los puntos más álgidos de la noche se vivió cuando, tras una improvisación a capella por parte de Ibarra, sonaron los primeros versos de “Vicios y Virtudes”, dando inicio a un popurrí de canciones de Violadores del Verso que pusieron a todos a cantar, vitorear y saltar como en la más prendida de las fiestas, recordando las rimas que a muchos abrieron la puerta del rap y el hip hop y que, pese a que sus autores se encuentran en una pausa indefinida, no dejan de emocionar a quienes las escuchan y provocan en todos el anhelo de una pronta reunión. Toda la energía provocada por la verborrea del zaragozano tenía al Coliseo en llamas, el calor ya se hacía casi insoportable e, incluso, el equipo de Ibarra tuvo que repartir agua y toallas entre los asistentes de las primeras filas quienes aguantaron estoicos junto a la reja coreando a todo pulmón cada uno de los temas cantados por Kase.O quien, en ese contexto, dejó fluir su solidaridad para con las mujeres pidiendo respeto hacia ellas para que pudieran disfrutar del show…

0

Calificación del usuario : 4.95 ( 1 Votos)
0

Deja un comentario