Moral Distraída en Movistar Arena: Vamos a bailarlo todo

Moral Distraída en Movistar Arena: Vamos a bailarlo todo
27 de octubre 2018.

Por Nicolás Morán.
Fotografías por Agustín León.

Dentro de los artistas nacionales que hemos tenido la suerte de escuchar en vivo este año, destaca la participación de Moral Distraída quienes, con el lanzamiento de su nuevo disco Qué cosa es el amor, cierran un año lleno de éxitos y preparación para lo que fue su concierto en el Movistar Arena esta noche de sábado. Si bien el espacio fue cortado por la mitad debido al tamaño de la construcción, eso no quita que la cantidad de entradas se acabara con una velocidad impresionante lo que, sumado a los hits que se veían venir desde que se agendó el concierto, nos dieron una velada impactante, llena de energía y dinamismo que coronó a los nacionales como una de las bandas más escuchadas de la actualidad.

A las 20:30 abrió la jornada Muerdo quien, en veinticinco minutos aproximadamente, mostró lo que se está haciendo en España. Mezclando sonidos de bronces jazzeros con reggae y ese canta’o tan gitano que a veces se lograba distinguir, logró un ritmo constante y armónico. Esto le permitió gozar de una recepción positiva por parte del público, el que no tuvo problemas en saltar y disfrutar de su trabajo mientras estuvo sobre las tablas, además de aplaudir su discurso en torno a la equidad de género y la justicia social.

Cuando a las 21:25 los chicos de la Moral se subieron al escenario, en medio de una explosión de energía, el edificio estalló en vítores cuando sonó “Quédate acá”. Ese fue el punto de partida de lo que sería un show inolvidable para los fans, que estuvieron cerca de 2 horas y media que duró el espectáculo de la agrupación se sabía victoriosa desde antes de entrar a escena.

La noche contó con un sonido impecable debido a la producción técnica que hubo detrás, lo que permitió un trabajo limpio y sin problemas que terminó por mostrar un sonido efectivo en un espacio recortado, lo que en algunos podría haber despertado dudas en torno a los aspectos técnicos pero que, definitivamente, mostró calidad y vigor. Demás está decir que “Mango con Petazeta” es uno de sus temas ícono, pero tocaron la reversión que viene con ciertos toques de trap, dándole ese estilo y resonancia que toma quien se la juega por el riesgo y acepta las consecuencias, sobre todo considerando que muchas veces este tipo de variaciones pueden tener detractores que abogan por un estilo más purista, pero que este grupo con su apuesta por el cambio saben llevar de gran forma.

La llegada que tiene la banda con la gente es envidiable, puesto que Camilo y Abel Zicavo en menos de 20 minutos ya tenían a todos comiendo de sus palmas. Es que los hermanos tienen un feeling con su público, dándoles a los asistentes lo que necesitan y lo que quieren. Esto se pudo apreciar con su versión de “La funa” de Joe Vasconcellos, tema con el que no solo supieron llevar el ritmo sino que, además, cambiaron las pautas de movimiento en la medida que leían el ánimo del público, pudiendo luego de eso, comentar lo que significaba un nuevo camino para ellos como agrupación sin perder el hilo de las emociones. Sin lugar a duda, la experiencia que han ido adquiriendo desde principios de la década les ha sido útil para conseguir este nivel de desempeño. También les da el lujo de tener invitados sorpresa dentro de su presentación, tal como lo fue Denise Rosenthal, quien, además de ser una cantante reconocida y una actriz talentosa, resulta ser la pareja actual de Camilo Zicavo. Este dato solo toma relevancia porque queda en evidencia la complicidad que ambos tuvieron en el escenario al momento de cantar “Qué pasará”, dándole un tono íntimo a una canción que ya lo es desde el minuto 1.

Otro punto para los invitados fue durante su “Popurrí Viejitos”, cuando empezó a entrar una murga lentamente al escenario, como si estuvieran escondidos, esperando su entrada triunfal en “Al Mal Tiempo”. Así, le dieron un aire mucho más rústico y teatral a la noche y terminó por convertirse en una de las partes favoritas de la audiencia la que, encantada, aceptó el reto de ver tanta persona conviviendo musicalmente en el escenario.

Para finalizar el tema de los invitados, estuvieron Los Vásquez, agrupación nacional que le dio un toque más romántico y pop a la velada cuando comenzaron a sonar los acordes de “Hacerlo de día”, para “despedir” el show con una salida falsa por parte de Moral Distraída. La gente enloqueció y pidió a gritos la vuelta de los artistas quienes, tras unos escasos minutos, volvieron a subir para darles en el gusto a sus fanáticos, cerrando con éxitos radiales y de listas de música online como “Probarlo Todo” y “Menú”.

La noche cerró con uno de los temas del último disco, “Mermelada de hermanos”, que le dio un toque íntimo desde la lírica y un cierre armónico desde lo musical, haciendo que el show de larga duración fuera para los asistentes un poco más que un instante fugaz. El show de anoche fue una clara muestra de cómo en Chile la música popular o de masas se ha tomado el espacio para hacer críticas al sistema y plantear desde el arte, un método de protesta pacífica pero activa. Finalmente, escuchar a la Moral es pasar las penas bailando o reflexionando en torno a temas sociales, es una nueva forma de mover el cuerpo al ritmo de contenidos.

Setlist:
Quédate acá
Óyelo
Mango con petazetas
Anonito
Sencillo
Dame ron
Lais
La funa 2017
Entre broma/La pieza de al lado/Sobrecama (instrumental) (popurrí viejitos)
Al mal tiempo
El final de la fiesta
Promesas
Los hombres no lloran
Que pasará
Recreo
Pégate
Canción bonita
Punto final
Mellao
Hacerlo de día
Encore:
Orgullo
Probarlo todo
El menú
Mermelada de hermanos

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE MUERDO <<<

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE MORAL DISTRAÍDA <<<

Moral Distraída en Movistar Arena: Vamos a bailarlo todo 27 de octubre 2018. Por Nicolás Morán. Fotografías por Agustín León. Dentro de los artistas nacionales que hemos tenido la suerte de escuchar en vivo este año, destaca la participación de Moral Distraída quienes, con el lanzamiento de su nuevo disco Qué cosa es el amor, cierran un año lleno de éxitos y preparación para lo que fue su concierto en el Movistar Arena esta noche de sábado. Si bien el espacio fue cortado por la mitad debido al tamaño de la construcción, eso no quita que la cantidad de entradas se acabara con una velocidad impresionante lo que, sumado a los hits que se veían venir desde que se agendó el concierto, nos dieron una velada impactante, llena de energía y dinamismo que coronó a los nacionales como una de las bandas más escuchadas de la actualidad. A las 20:30 abrió la jornada Muerdo quien, en veinticinco minutos aproximadamente, mostró lo que se está haciendo en España. Mezclando sonidos de bronces jazzeros con reggae y ese canta’o tan gitano que a veces se lograba distinguir, logró un ritmo constante y armónico. Esto le permitió gozar de una recepción positiva por parte del público, el que no tuvo problemas en saltar y disfrutar de su trabajo mientras estuvo sobre las tablas, además de aplaudir su discurso en torno a la equidad de género y la justicia social. Cuando a las 21:25 los chicos de la Moral se subieron al escenario, en medio de una explosión de energía, el edificio estalló en vítores cuando sonó “Quédate acá”. Ese fue el punto de partida de lo que sería un show inolvidable para los fans, que estuvieron cerca de 2 horas y media que duró el espectáculo de la agrupación se sabía victoriosa desde antes de entrar a escena. La noche contó con un sonido impecable debido a la producción técnica que hubo detrás, lo que permitió un trabajo limpio y sin problemas que terminó por mostrar un sonido efectivo en un espacio recortado, lo que en algunos podría haber despertado dudas en torno a los aspectos técnicos pero que, definitivamente, mostró calidad y vigor. Demás está decir que “Mango con Petazeta” es uno de sus temas ícono, pero tocaron la reversión que viene con ciertos toques de trap, dándole ese estilo y resonancia que toma quien se la juega por el riesgo y acepta las consecuencias, sobre todo considerando que muchas veces este tipo de variaciones pueden tener detractores que abogan por un estilo más purista, pero que este grupo con su apuesta por el cambio saben llevar de gran forma. La llegada que tiene la banda con la gente es envidiable, puesto que Camilo y Abel Zicavo en menos de 20 minutos ya tenían a todos comiendo de sus palmas. Es que los hermanos tienen un feeling con su público, dándoles a los asistentes lo que necesitan y lo que quieren. Esto se pudo apreciar con su versión de “La funa” de…

0

Calificación del usuario : 4.95 ( 1 Votos)
0
Nicolás Morán

Profesor y Fan de los osos panda

Deja un comentario