Natalia Valdebenito en Blondie: Reunión de tropas

Natalia Valdebenito en Blondie: Reunión de tropas
6 de enero 2017.

Por Jaime Farfán.
Fotografías por Gabriel Padilla.

Una vez más en la pista del emblemático recinto Blondie, entre concreto, calor y luces de neón, se presentó ayer, la comediante de stand-up, Natalia Valdebenito, en su primera fecha del 2018. Tras una gira a lo largo de Chile de su reciente despliegue, Sin miedo, que incluyó localidades agotadas en Curicó, Talca, Linares y Rancagua, la humorista se toma una pausa y escoge el subterráneo de la discoteque de la galería del extinto Cine Alessandri para mostrarse en un formato free style, improvisado e íntimo.

La capital no fue la excepción, ya el show se encontraba vendido en su totalidad. Esto no deja de ser destacable, considerando que Valdebenito representa una nueva forma de hacer humor, símbolo de la nunca suficientemente reconocida fuerza femenina en la comedia. Sin pelos en la lengua, tras su mirada crítica de la sociedad chilena, nos encontramos con una artista de esfuerzo, quien con espíritu autogestionado ha progresado en la conquista de diversos escenarios, desde el Festival de Viña del Mar hasta Netflix, después del estreno en la plataforma digital de Gritona.

La jornada dio inicio a las 21:15 hrs cuando sube al escenario la artista chilena Mariel Mariel, quien con una mezcla musical embebida en las raíces del reggaetón, hip hop, electrónica y el pop, aumentó la temperatura de la calurosa disco con su rima crítica, empoderada, sensual y de corte feminista. Con la ayuda de los beats de Andrés Landon, Mariel Villagra abraza el ritmo formando lo que denomina “flow latino”, donde toma los elementos de una escena patentemente machista, y luego los reestructura para denunciar esas mismas falencias. En una presentación de media hora, que se fue haciendo más robusta con el correr del tiempo, incluyó temas como “Foto pa´ Ti” y “Va a Caer”, y fue muy cercana al público en todo momento, desplegándose con la elegancia de un felino tropical.

El plato fuerte subió al escenario faltando 5 minutos para las 22:00 horas, cuando al son de Criminal, de Ozuna, y entre vapores, Natalia Valdebenito perreó sobre las tablas. Una rutina sólida, particularmente personal y contingente. La comediante recorrió, en una hora de presentación, temáticas como las elecciones presidenciales recientes y la próxima visita del Papa a Chile, el matrimonio, la sexualidad femenina y el acoso callejero, pero también tópicos más íntimos, incluyendo la cercanía al éxito, su decisión de no ser madre, y algunos hilarantes comentarios respecto a su relación de pareja.

Es en la Blondie, el histórico sitio de reunión de los círculos under y alternativos de Santiago, donde el monólogo de Valdebenito suena poderoso como discurso de guerra. Desde el escenario, sube a la palestra y analiza variados mitos relacionados con género y sexualidad, y de paso, cuestiona a instituciones y tradiciones. Sebastián Piñera, el concurso de Miss Reef, la Universidad de los Andes y Gustavo Hasbún, son algunos de los ejemplos escogidos por la comediante, buscando ilustrar las incoherencias de los valores de nuestra sociedad. Eminentemente feminista, ocupa la comedia para criticar con soltura y habilidad, y en la noche de ayer no solo logró hacer reír, sino que paradójicamente, similar a una iglesia, generó comunión. “Cuidémonos, estemos juntos, estemos cerca” es el mensaje que la artista dejó al público, mientras los puños en el aire se levantaban con emoción. Más cercana que nunca, en la cumbre de su carrera y ad portas de una nueva gira por Chile, Natalia esgrime el humor como su mejor arma, y parece que nada la va a detener.

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Natalia Valdebenito en Blondie: Reunión de tropas 6 de enero 2017. Por Jaime Farfán. Fotografías por Gabriel Padilla. Una vez más en la pista del emblemático recinto Blondie, entre concreto, calor y luces de neón, se presentó ayer, la comediante de stand-up, Natalia Valdebenito, en su primera fecha del 2018. Tras una gira a lo largo de Chile de su reciente despliegue, Sin miedo, que incluyó localidades agotadas en Curicó, Talca, Linares y Rancagua, la humorista se toma una pausa y escoge el subterráneo de la discoteque de la galería del extinto Cine Alessandri para mostrarse en un formato free style, improvisado e íntimo. La capital no fue la excepción, ya el show se encontraba vendido en su totalidad. Esto no deja de ser destacable, considerando que Valdebenito representa una nueva forma de hacer humor, símbolo de la nunca suficientemente reconocida fuerza femenina en la comedia. Sin pelos en la lengua, tras su mirada crítica de la sociedad chilena, nos encontramos con una artista de esfuerzo, quien con espíritu autogestionado ha progresado en la conquista de diversos escenarios, desde el Festival de Viña del Mar hasta Netflix, después del estreno en la plataforma digital de Gritona. La jornada dio inicio a las 21:15 hrs cuando sube al escenario la artista chilena Mariel Mariel, quien con una mezcla musical embebida en las raíces del reggaetón, hip hop, electrónica y el pop, aumentó la temperatura de la calurosa disco con su rima crítica, empoderada, sensual y de corte feminista. Con la ayuda de los beats de Andrés Landon, Mariel Villagra abraza el ritmo formando lo que denomina "flow latino", donde toma los elementos de una escena patentemente machista, y luego los reestructura para denunciar esas mismas falencias. En una presentación de media hora, que se fue haciendo más robusta con el correr del tiempo, incluyó temas como "Foto pa´ Ti" y "Va a Caer", y fue muy cercana al público en todo momento, desplegándose con la elegancia de un felino tropical. El plato fuerte subió al escenario faltando 5 minutos para las 22:00 horas, cuando al son de Criminal, de Ozuna, y entre vapores, Natalia Valdebenito perreó sobre las tablas. Una rutina sólida, particularmente personal y contingente. La comediante recorrió, en una hora de presentación, temáticas como las elecciones presidenciales recientes y la próxima visita del Papa a Chile, el matrimonio, la sexualidad femenina y el acoso callejero, pero también tópicos más íntimos, incluyendo la cercanía al éxito, su decisión de no ser madre, y algunos hilarantes comentarios respecto a su relación de pareja. Es en la Blondie, el histórico sitio de reunión de los círculos under y alternativos de Santiago, donde el monólogo de Valdebenito suena poderoso como discurso de guerra. Desde el escenario, sube a la palestra y analiza variados mitos relacionados con género y sexualidad, y de paso, cuestiona a instituciones y tradiciones. Sebastián Piñera, el concurso de Miss Reef, la Universidad de los Andes y Gustavo Hasbún, son algunos de los ejemplos escogidos por la comediante, buscando ilustrar las incoherencias…

0

Calificación del usuario : 1.75 ( 9 Votos)
0

Deja un comentario