Nomi Ruiz y Daniela Vega en The Resistance: Mujeres fantásticas

Nomi Ruiz y Daniela Vega en The Resistance: Mujeres fantásticas
Blondie, 14 de abril 2018.

Por Pablo Guerrero.
Fotografías por Camila Amigo.

Las expectativas para el debut musical de Daniela Vega y su amiga Nomi Ruiz estaban por el cielo. Una hora antes de que abrieran las puertas para el ingreso del público un número de entusiastas ya hacía fila para el show de la resistencia y en el sector de prensa la cantidad de colegas que llegaron puntualmente a la hora citada por la producción era inusual. Mientras tanto las cámaras de televisión trataban de dejar grabado a las caras de la farándula criolla que por allí aparecían, pero la atmósfera de fiesta aún no se se podía percibir por completo.

La Blondie como lugar elegido para la primera presentación de The Resistance Show parece ser el escenario más adecuado porque es un lugar que desde la década de los noventas ha alojado las tendencias más extravagentes del undeground, convirtiéndose en un espacio abierto y desprejuiciado. Una explosión de colores dentro de un Santiago gris que poco a poco se deja encantar por el arcoiris.

Durante la previa del show por las pantallas gigantes del lugar el DJ calentaba el ambiente con música exquisita e ideal para la jornada: Los videos de Ladytron, Felix De Housecat y Hot Chip, entre otros, hicieron que el retraso de casi una hora en el inicio del espectáculo pesara menos. Para ese rato algunos cuerpos ya estaban entregados a la música y se apreciaban siluetas danzarinas en distintos puntos del lugar.

Cerca de las 23:00 horas y al costado del telón que ocultaba el escenario apareció la primera reina de la jornada, la transformista Kassandra Romanini, que generó el aplauso del público y que el grueso de les (lenguaje inclusivo) asistentes nos concentráramos en su figura. Tras unos minutos de stand up donde hubo risas, aplausos y un par de comentarios muy poco acertados, la comediante dio por iniciado el show que apostaba por el concepto al valor de la diversidad y la demolición de prejuicios instalados, en un país que se jacta de ganar un Oscar pero que aún no tiene una Ley de Identidad de Género.

Al caer el telón que cubría el escenario y con un video introductorio que contenía testimonios de las mujeres protagonistas del espectáculo, donde se habló a favor del respeto y de la dignidad de las personas tránsgenero combinado con imágenes de ambas figuras caminando de la mano por la alfombra roja de la gala del Festival de Viña del Mar, transmitiendo el mensaje de que la sociedad vive hoy un momento histórico en cuanto a la aceptación de otros cuerpos y realidades.

Inmediatamente después de la proyección comenzó la fiesta y con el video de “Prisioner of Love” de fondo, subió al escenario una sensual Nomi Ruiz que fue recibida con aplausos y vítores. La cantante se hizo acompañar durante gran parte de la presentación junto a dos bailarines que aportaron consistencia al espectáculo.

Durante el transcurso del show, que desde el primer momento, hizo bailar al público, hubo algunos errores lamentables como abuso de playback y un débil sonido en la voz que opacaba el talento de la intérprete cuando se decidía a aventurarse sin tanta ayuda de los registros grabados. No obstante el punto más negro de la jornada fue que las visuales dejaron al descubierto el nombre del archivo MP4 en la parte superior de la pantalla durante todo el transcurso de la jornada, lo que genéro una sensación de cierto amateurismo.

A pesar de que la música de Nomi Ruiz –ya sea junto a Jessica 6 o bajo su propio nombre- revive el sonido más clásico del house comienzos de los noventas, el espectáculo fue decayendo en revoluciones y después de siete canciones se había vuelto algo repetitivo, pero en ese momento vino el quiebre en la jornada. La bella Nomi Ruiz dejó el escenario para dar paso al primer acercamiento de Daniela Vega con el público de Blondie. La actriz se plantó con gran elegancia y ayudada por una violinista, una chelista y un tecladista, interpretó una pieza lírica con una calidad vocal sorprendente y cargada de emocionalidad. La audiencia respondió con aplausos y gritos este momento íntimo que sirvió como el inicio del segundo acto.

Luego de este breve e intenso momento el show se tornó más atractivo. Nomi Ruiz apareció nuevamente en escena pero esta vez desde el medio de la pista central de la Blondie, donde interpretó “White Horse” en una versión cargada a la sensualidad y el misticismo. Mientras todas las miradas seguían sobre la cantante, Daniela Vega se subió al escenario y por primera vez en la noche las dos reinas estuvieron juntas frente al público. La canción elegida para este momento fue “Somebody To Love Me”, donde miradas cómplices, una interacción perfecta entre las cantantes y la locura de la audiencia dio origen al punto más alto de la jornada.

La fiesta prosiguió con invitados de lujo como el dúo nacional Roman & Castro, que se unió a espectáculo durante tres canciones, que fueron bailadas por todos y todas. Luego vino el turno de la reina del pop nacional, Javiera Mena, que junto a Nomi Ruiz aumentó aún más la energía y temperatura del lugar.

La última canción de la noche fue “The Storm Inside”, el single más reciente de Jessica 6, cuyo video fue grabado hace algunos meses en San Pedro de Atacama y muestras los hermosos paisajes del norte chileno. Al final de la presentación, Daniela Vega, agradeció muy alegremente a su “chiquillada” y todo el equipo creativo y musical parte que fue parte del show subió al escenario a recibir los aplausos y los cariños de la audiencia.

A pesar de los detalles que obligatoriamente deben ser resueltos si The Resistance Show va a continuar presentándose en otros lugares y de la pulcritud y el higienizado discurso de las intérpretes, las expectativas fueron cumplidas y al final todos terminamos pasando un hermoso momento que quedará en el historial de nuestros corazones y de la mítica Blondie.

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Nomi Ruiz y Daniela Vega en The Resistance: Mujeres fantásticas Blondie, 14 de abril 2018. Por Pablo Guerrero. Fotografías por Camila Amigo. Las expectativas para el debut musical de Daniela Vega y su amiga Nomi Ruiz estaban por el cielo. Una hora antes de que abrieran las puertas para el ingreso del público un número de entusiastas ya hacía fila para el show de la resistencia y en el sector de prensa la cantidad de colegas que llegaron puntualmente a la hora citada por la producción era inusual. Mientras tanto las cámaras de televisión trataban de dejar grabado a las caras de la farándula criolla que por allí aparecían, pero la atmósfera de fiesta aún no se se podía percibir por completo. La Blondie como lugar elegido para la primera presentación de The Resistance Show parece ser el escenario más adecuado porque es un lugar que desde la década de los noventas ha alojado las tendencias más extravagentes del undeground, convirtiéndose en un espacio abierto y desprejuiciado. Una explosión de colores dentro de un Santiago gris que poco a poco se deja encantar por el arcoiris. Durante la previa del show por las pantallas gigantes del lugar el DJ calentaba el ambiente con música exquisita e ideal para la jornada: Los videos de Ladytron, Felix De Housecat y Hot Chip, entre otros, hicieron que el retraso de casi una hora en el inicio del espectáculo pesara menos. Para ese rato algunos cuerpos ya estaban entregados a la música y se apreciaban siluetas danzarinas en distintos puntos del lugar. Cerca de las 23:00 horas y al costado del telón que ocultaba el escenario apareció la primera reina de la jornada, la transformista Kassandra Romanini, que generó el aplauso del público y que el grueso de les (lenguaje inclusivo) asistentes nos concentráramos en su figura. Tras unos minutos de stand up donde hubo risas, aplausos y un par de comentarios muy poco acertados, la comediante dio por iniciado el show que apostaba por el concepto al valor de la diversidad y la demolición de prejuicios instalados, en un país que se jacta de ganar un Oscar pero que aún no tiene una Ley de Identidad de Género. Al caer el telón que cubría el escenario y con un video introductorio que contenía testimonios de las mujeres protagonistas del espectáculo, donde se habló a favor del respeto y de la dignidad de las personas tránsgenero combinado con imágenes de ambas figuras caminando de la mano por la alfombra roja de la gala del Festival de Viña del Mar, transmitiendo el mensaje de que la sociedad vive hoy un momento histórico en cuanto a la aceptación de otros cuerpos y realidades. Inmediatamente después de la proyección comenzó la fiesta y con el video de “Prisioner of Love” de fondo, subió al escenario una sensual Nomi Ruiz que fue recibida con aplausos y vítores. La cantante se hizo acompañar durante gran parte de la presentación junto a dos bailarines que aportaron consistencia al espectáculo. Durante…

0

Calificación del usuario : Sé el primero
0

Deja un comentario