Thirty Seconds To Mars y su regreso a Chile: Más allá de la música

Thirty Seconds To Mars y su regreso a Chile: Más allá de la música
Movistar Arena, 2 de octubre 2018.

Por Sebastián Allende.
Fotografías por Francisco Aguilar A.

Para este martes 2 de octubre la jornada de conciertos abría su parrilla con el regreso de Thirty Seconds to Mars, quienes en su tercera visita a nuestro país, prometían entregar un show cargado a la pirotecnia y a los sonidos espaciales que ya nos tienen acostumbrados los últimos trabajos de la banda de los hermanos Leto.

El Movistar Arena fue el escenario escogido para este nuevo zarpazo, en donde hicieron de acto de apertura los sonidos de José Biggs. El pop elegante que interpreta este artista, fue recibido de muy buena forma por los presentes quienes acompañaron con palmas la perfomance de Biggs que, compuesta por seis canciones entre las que se encontraban “Conjuro de Luna”, “Viaje por un Sueño”, “Ovnis” y “Te Vas”, logró calentar el ambiente de la noche que esperaba con impaciencia el desembarco de Thrity Seconds To Mars.

Pasadas las 21:00 horas, las banderas de los integrantes del fans club oficial de la banda comenzaban a flamear y al comienzo de los sonidos introductorios de “Monolith” aparece en escena Shannon Leto para junto a su batería comenzar a subir el pulso de la velada, presagiando que en segundos apareciera con un extravagante look el amo y señor de la noche, Jared Leto.

“Up in the Air” nos podría a tono con esa versión de 30STM más alejada de las guitarras y que, actualmente, pareciera mirar con reojo las pistas de baile. “Jump, Jump, Jump!” repetiría una y otra vez el frontman de la banda y los espectadores responderían volviéndose locos y demostrando toda su devoción en canciones como “Kings and Queens” y el primer reencuentro con las seis cuerdas en “This Is War”, canción en la que “sufriríamos” con globos enormes y pesados que caerían sobre la cancha de la Arena y que se complementarían con los saltos y gritos de los presentes. Pareciera ser que la espectacularidad y que el show sea una experiencia completa para el público son parte de las premisas de la agrupación. Y es que en este concierto los hermanos Leto intentan que la música te lleve mucho más allá de los sonidos de los instrumentos y de la voz y que todo se transforme en una gran fiesta en la que exista una comunión total entre artistas y fans. “Rescue Me” fue parte de este plan en donde una decena de fans compartieron con Jared interpretando uno de los singles de su última placa titulada America.

Si bien los espectadores presentes eran en su mayoría conocedores de toda la trayectoria de esta banda y no dejaron de entonar cada una de las canciones que trascurrieron durante la noche, fue en “The Kill” en donde el público más gozó con los sonidos de 30STM, dejando de manifiesto el fervor y fanatismo hacia el combo liderado por un Jared Leto que se mostró toda la noche locuaz, inquieto y conectado con cada uno de los presentes.

Para el final, “Closer to the Edge” fue la partitura que llevó al baile y al éxtasis a las decenas de fans que se subieron sobre el escenario para compartir el adiós junto a la banda. Cabe destacar que fue el mismo vocalista quien eligió a varios de ellos, generando un griterío de la fanaticada que pedían casi en lágrimas poder estar a metros de su artista favorito. Ya cuando casi finalizaban los últimos acordes de la canción final el confeti caía desde el cielo del recinto para despedir en forma apoteósica y espectacular a Thirty Seconds To Mars, un show en el que la música queda un poco de lado y que se basa en la espectacularidad de todo lo anexo a ella para, así, terminar siendo un verdadero goce visual para cada uno de los fans presentes en el Movistar Arena que seguramente nunca olvidarán esta noche.

Setlist:
Monolith
Up in the Air
Kings and Queens
This Is War
Dangerous Night
From Yesterday
Love Is Madness
Hail to the Victor
City of Angels
Rescue Me
Hurricane
Remedy
Live Like a Dream
The Kill (Bury Me)
Walk on Water
Closer to the Edge

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE JOSÉ BIGGS <<<

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE THIRTY SECONDS TO MARS <<<

Thirty Seconds To Mars y su regreso a Chile: Más allá de la música Movistar Arena, 2 de octubre 2018. Por Sebastián Allende. Fotografías por Francisco Aguilar A. Para este martes 2 de octubre la jornada de conciertos abría su parrilla con el regreso de Thirty Seconds to Mars, quienes en su tercera visita a nuestro país, prometían entregar un show cargado a la pirotecnia y a los sonidos espaciales que ya nos tienen acostumbrados los últimos trabajos de la banda de los hermanos Leto. El Movistar Arena fue el escenario escogido para este nuevo zarpazo, en donde hicieron de acto de apertura los sonidos de José Biggs. El pop elegante que interpreta este artista, fue recibido de muy buena forma por los presentes quienes acompañaron con palmas la perfomance de Biggs que, compuesta por seis canciones entre las que se encontraban “Conjuro de Luna”, “Viaje por un Sueño”, “Ovnis” y “Te Vas”, logró calentar el ambiente de la noche que esperaba con impaciencia el desembarco de Thrity Seconds To Mars. Pasadas las 21:00 horas, las banderas de los integrantes del fans club oficial de la banda comenzaban a flamear y al comienzo de los sonidos introductorios de “Monolith” aparece en escena Shannon Leto para junto a su batería comenzar a subir el pulso de la velada, presagiando que en segundos apareciera con un extravagante look el amo y señor de la noche, Jared Leto. “Up in the Air” nos podría a tono con esa versión de 30STM más alejada de las guitarras y que, actualmente, pareciera mirar con reojo las pistas de baile. “Jump, Jump, Jump!” repetiría una y otra vez el frontman de la banda y los espectadores responderían volviéndose locos y demostrando toda su devoción en canciones como “Kings and Queens” y el primer reencuentro con las seis cuerdas en “This Is War”, canción en la que “sufriríamos” con globos enormes y pesados que caerían sobre la cancha de la Arena y que se complementarían con los saltos y gritos de los presentes. Pareciera ser que la espectacularidad y que el show sea una experiencia completa para el público son parte de las premisas de la agrupación. Y es que en este concierto los hermanos Leto intentan que la música te lleve mucho más allá de los sonidos de los instrumentos y de la voz y que todo se transforme en una gran fiesta en la que exista una comunión total entre artistas y fans. “Rescue Me” fue parte de este plan en donde una decena de fans compartieron con Jared interpretando uno de los singles de su última placa titulada America. Si bien los espectadores presentes eran en su mayoría conocedores de toda la trayectoria de esta banda y no dejaron de entonar cada una de las canciones que trascurrieron durante la noche, fue en “The Kill” en donde el público más gozó con los sonidos de 30STM, dejando de manifiesto el fervor y fanatismo hacia el combo liderado por un Jared Leto que se mostró…

0

Calificación del usuario : Sé el primero
0
Sebastián Allende

Periodista a ratos, Papá a miles, Cruzado y ClashCityRocker por millones.

Deja un comentario