Chancho en Piedra en Teatro Cariola, día 1: Todos saben como gira esto
19 de agosto 2022.

Por Jorge Fernández.
Fotografías por Francisco Vidal

Las coordenadas estaban claras. También el propósito. La idea fue siempre separar la carrera de la banda en dos: la de los noventas, en primer término, y las de post fin de la humanidad (o que otros, simplemente, llaman 2000s). El pasado viernes 19 de agosto el objetivo fue el primero de esta división. Lo cierto es que, al parecer, les salió el tiro por la culata, en el buen sentido claro, pues en el público no solo hubo nostalgia en medio de camisetas de la banda derruidas y roñosas, sino un gran público joven, esa masa uniforme que revierte sus oídos hacia una de las mejores épocas del rock nacional.

Tímidamente se empezó a llenar el Teatro Cariola hasta que minutos antes de que comenzara el show perdió la vergüenza y el aforo se completó hasta el último centímetro. Los Juanitos, claro, debían permanecer en el aire para elevar las energías y para caber en un espacio ya ocupado por alguien más. Pasadas las 21 horas, los fuegos se abrieron con “Hacia el ovusol”, empezaba la carrera y todos luchaban por ser el mejor. No hubo chispazos en sus músicos, pues su categoría y talento ha quedado demostrada por décadas, pero sí los hubo junto a ellos. Pirotecnia chispeante delante de los ojos alterados de los fanáticos emanaba desde el suelo e iluminaba los rostros de Lalo, Felipe, C-Funk, Toño y compañía. Tal vez la relación directa de este juego se asociaba con el disfraz de Pikachu que llevaba Lalo, aunque el argumento sensato no fue ni por esto ni por ser un dibujo animado baluarte de esos años, sino por un sutil consejo de su pequeño hijo que lo alentó a llevarlo puesto.

null

Los tres primeros discos de Chancho en Piedra son un batería de éxitos continuados. No hubo canción sin coro por parte de la fanaticada. El repaso no fue completo, el tiempo no lo permitió, pero cada uno de los asistentes disfrutó con cada nueva melodía que se asomaba. Las siempre bien valoradas “Sinfonía de cuna”, “Moscardón” o “Volantín” se incluyeron en medio de canciones que todo fanático de los marranos espera escuchar en vivo. Por ese transitar descollante anduvieron la de marcados retazos literarios “Realizo todo bien” o la poética y señera “Solo contra el mundo” por poner un par de ejemplos.

null

Fueron más de dos horas de concierto ininterrumpido, el frío invierno santiaguino no se sintió con “Huevos revueltos” en el interior del recinto. “Comiendo banana” relajó los vítores parcialmente y se disfrutó en un estado más bien zen. Entre súper bebés y viejos diablos, la noche del viernes tuvo para todos los gustos, porque “Disco Japi” no es sólo el título de una canción que sonó fuerte, sino que refleja cada uno de esos tres inolvidables emblemas del rock nacional: Peor es mascar lauchas, La dieta del lagarto y Ríndanse terrícolas.

null

Hubo dos finales. Los dos con igual ímpetu. El primero tuvo como protagonistas el tema final de cada disco los qué, no por casualidad hablan de un término. “Frito” es la más desesperanzadora, si se quiere calificar de esa forma, aunque lo cierto es que el frito es un otro al que se le habla. “Voy y vuelvo” y “Voy a resucitar” hablan por si solas. La primera, contaron como anécdota, casi no entra en el disco, pues no tenían letra a poco de lanzarlo, lo cual suena paradójico siendo que guarda un gran mensaje, poéticamente desarrollado. La que da fin a Ríndanse terrícolas fue particularmente dedicada, por parte de su hermano, Felipe a Pablo Ilabaca, ex miembro de la banda y creador de dicha canción.

null

Para la salida final se guardó, era que no, un clásico de cada disco. El escándalo llegó con “Chancho” y su emblemático ceacheí, luego vino el turno de una canción insigne para la familia chilena del funk: “Edén”, para terminar con la clásica “Locura espacial”, tema insigne para sellar no solo una época, sino también sus conciertos en general.

Muchas rayas para la suma. El primero de los dos conciertos de Chancho en Piedra en Teatro Cariola dejó la vara en lo más alto. Es cierto, se vienen nuevos tiempos en el segundo, pero ¿a quién no les gustan los nuevos vientos de cambio? Tal como dice la letra de la canción “Es una nueva era y hay que empezarla de pie”.

Setlist:
Hacia el ovusol
Huevos revueltos
Rrrroooock!!
Sinfonía de cuna
No quiero verte
Realizo todo bien
Moscardón
Solo contra el mundo
Comiendo banana
Paquidermo
Socio
Empresaurio
Funky tu madre
La granja de los súper bebés
Volantín
Cacho
Viejo diablo
Discojapi
Guach Perry / Digan oink!!
Voy y vuelvo
Frito
Voy a resucitar

Encore:
Chancho
Edén
Locura espacial

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

X