Stoned Jesus se presentó en el Club Rock & Guitarras: Rock desde Ucrania
8 de mayo 2016.

Por Felipe Tapia.
Fotografias por Juan Pablo Maralla.

“Esta es la primera banda de Ucrania en tocar en Latinoamérica”. Con esas palabras inició el concierto Igor, vocalista de la banda Stoned Jesus, la que le hizo honor a su nombre desplegando una memorable lista de un rock a la vez melódico y potente, enérgico y emotivo. Como si combinases la crudeza del Stone rock y la técnica del blues, Stoned Jesus dejó contentísimos al selecto grupo de fans que los fue a ver este domingo 8 de mayo. Precedidos por los teloneros Yajaira, sacudieron totalmente el recinto que los recibió para promocionar su disco The Harvest, tercer disco de estudio y lanzado el 2015. La banda nacional, de un estilo parecido, arrancó a las siete para luego dejarle el camino libre al plato de fondo, los ucranianos, quienes iniciaron su show como por las ocho.

El espectáculo, montado en el Club Rock & Guitarras, despedía una calidez que solo un grupo de fanáticos puede ofrecer. Claro, estamos ante una banda de culto, y es evidente que no se trata de un evento masivo en un lugar gigantesco, pero esa fue la gracia. No hay cancha vip, las palabras del grupo parecen estar dirigidas a ti, y hasta el vocalista se tomó la molestia de lanzarse de espaldas al público mientras le daba a su guitarra. La diferencia entre este recital de una banda de culto y un concierto masivo lleno de marcas y productos, es parecida a la que uno siente cuando se tiene quinientos amigos en Facebook, pero a tu cumpleaños solo vienen los 20, pero son esos 20 pelagatos a quien quieres más que la cresta. Ese fue el ambiente que se advirtió en un concierto que esperemos siente un precedente para otras bandas ucranianas.

Si bien el estilo de la banda suele ser calificado de Stoner Doom, me atrevo a decir que tiene más de la suciedad y crudeza del Stone que del sonido doom. Bueno, por algo el nombre de la banda. Ello no quiere decir que sólo sean riffeos y estridencia, pues también se puede percibir un ritmo cuasi sicodélico o pinkfloydesco en sus melodías, las que a ratos recuerdan al rock clásico de los setenta, con un dejo de blues. Sin esforzarse mucho en caer en una clasificación o etiqueta, tan de moda en la actualidad, pero tampoco obsesionados por escapar a estas mismas clasificaciones, Stoned Jesus solo vino a Chile a tocar el rock que tan bien sabe hacer.

Combinando el rock clásico setentero con el stoner más moderno y oscuro, Stoned Jesus entregó un sonido que puede gustar a quienes disfrutan de Black Sabbath, Danzig, QOTSA o cualquiera acostumbrado al rock duro o el blues sofisticado, y que sin duda merece ser conocido de una manera más masiva, y aunque la calidez de un show modesto siempre es atractiva para los aficionados que vinieron a ver a su banda favorita, Stoned Jesus es un grupo que merece, de volver a Chile, una convocatoria más masiva. La verdad, esta es una banda que merece un recital más masivo a todas luces. De todas maneras, el ambiente de camaradería rockera y visceral de la velada fue totalmente irreemplazable.

La jornada en el Club Rock y Guitarras se llenó de rock, cerveza, pelilargos y mucho entusiasmo. Así que esperamos que la voz y guitarra de Igor, el bajo de Sid y la batería de Viktor se vuelvan a dar una vueltecita por Chile, pues los fans estarán más que complacidos de recibir a los ucranianos.

Setlist:
Rituals of the Sun
The Harvest
Stormy Monday
Bright Like the Morning
I’m the Mountain
Black Woods
Electric Mistress

Encore:
YFS
Here Come the Robots

Galería Fotográfica:


 

X