Beto Cuevas en Movistar Arena: 30 años de una pasión

Beto Cuevas en Movistar Arena: 30 años de una pasión
13 de diciembre 2018.

Por Nicolás Morán.
Fotografías por Francisco Aguilar A.

El año se va cerrando, y con ello, las oportunidades de ver a nuestros artistas favoritos. Para este jueves 13 tendríamos la oportunidad de presenciar, en el Movistar Arena, a Beto Cuevas quien nos entregaría un show bastante bueno, aunque un tanto accidentado, porque no importa si estás 1, 5, 20 o 30 años en el escenario, ya que algún desperfecto puede hacerte fallar con el audio, pero lo importante es sobreponerse y levantarse, así como dice el viejo dicho: “el show debe continuar”.

Para partir, cerca de las 21 horas, las teloneras Frank’s White Canvas nos dieron una dosis de rock que siempre es bienvenido. Con su estilo alternativo, sus letras en inglés y potentes riffs, hicieron de la noche, una inolvidable. Dentro de la nueva cantidad de artistas nacionales, FWC se corona como una de las opciones más escuchadas e invitadas por grandes bandas. En cerca de media hora, deslumbraron y dieron todo en el escenario. Con canciones como “Grey Devenir”, “Bullseye” o “Good Rebel”, mostraron su música, y fueron el puntapié inicial para el concierto del ex vocalista de La Ley.

Pasadas las 21:30 comenzaba un show en extenso, por el que recorrería sus 3 décadas de trabajo, tanto en su colaboración con La Ley, como su carrera en solitario que se inicia con el álbum Miedo Escénico hace 10 años. Esta producción lo catapultaría como artista consagrado en México, lugar en el que se radicaría por años. Quizás por eso, es que este concierto fue tan íntimo y lleno de sentimientos. Agradeció la presencia de sus fans, de sus amigos, de su primer mánager, además el trabajo de los músicos que colaboraron en su carrera y el apoyo de su padre.

Sus canciones partieron con “El Borde” y “Vuelvo”, inyectándole energía a un Movistar que estaba con ganas de gozar de la noche santiaguina. Lógicamente también hubo mucho de su época de La Ley, como “Tejedores de Ilusión”, “Doble Opuesto” y “Mentira”, con lo que los fans más nostálgicos tuvieron su cuota de consideración. Con esto en mente, la primera hora de concierto estuvo impecable, incluido el momento en el que Consuelo Schuster lo acompañó cantando “El Duelo” en modo acústico. La nota baja estuvo cuando le falló el audio, cosa que molestó mucho a Cuevas, ya que incluso manifestó su incomodidad al preguntar si es que podrían entregarle un show de calidad a la gente, que con mucho esfuerzo había pagado su entrada.

Estas fallas también se manifestaron cuando salió Monsieur Periné al escenario cantando “Rosas en el lodo”, sin contar con que a veces falló el retorno del vocalista. Pero si aislamos esos incidentes técnicos, pudimos apreciar un espectáculo muy cuidado y que apuntaba a los fanáticos. A esos que se la han jugado por tanto tiempo siendo fans del artista nacional, y es que anoche se vio a un Beto Cuevas que con más de 50 años en el cuerpo, se mantiene activo y vigente, sabiendo reinventarse y no quedarse en la comodidad de vivir de los temas de antaño, que le granjearon tanto éxito en los años 90. Aunque no alcanzó a llenar el Movistar Arena, había mucha gente en cancha y en platea, cantando y vociferando por uno de nuestros primeros representantes en tierras aztecas.

Luego de “Aquí” hubo una pausa como primer encore, solo para continuar con “Fuera de mi” que cantó con Javiera Mena, lo que le dio un toque más pop al tema. Continuó y acabó con “Día Cero”, tal y como se llama la banda del resto de los ex integrantes de La Ley. Ironías del destino y de la música tras algunas diferencias entre artistas. Tras esto, le preguntó al público qué canción sentían que faltaba para cerrar la noche, y aunque el público estaba dividido, decidió cantar “El Duelo” nuevamente, pero en su versión original, con lo que ese punto de rock noventero le hizo justicia a una presentación que merecía mucho más, desde el puno de vista técnico. Con esto, Cuevas se despide una vez más de su público y va cerrando un año lleno de conciertos y recuerdos, de esos que se te acumulan cuando llevas 30 años haciendo delirar a la gente con tus canciones.

Setlist:
El borde
Vuelvo
Hombre
Animal
Paraíso
1-800 dual
Tanta Ciudad
Intenta Amar
Duelo (acústico)
Eternidad
El rey
Prisioneros
Mentira
Rosas en el lodo
Cielo Market
Tejedores de Ilusión
Doble Opuesto
Delirando
Aquí
Fuera de Mí
Angie
Día Cero
El Duelo

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE FRANK´S WHITE CANVAS <<<

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE BETO CUEVAS <<<

Beto Cuevas en Movistar Arena: 30 años de una pasión 13 de diciembre 2018. Por Nicolás Morán. Fotografías por Francisco Aguilar A. El año se va cerrando, y con ello, las oportunidades de ver a nuestros artistas favoritos. Para este jueves 13 tendríamos la oportunidad de presenciar, en el Movistar Arena, a Beto Cuevas quien nos entregaría un show bastante bueno, aunque un tanto accidentado, porque no importa si estás 1, 5, 20 o 30 años en el escenario, ya que algún desperfecto puede hacerte fallar con el audio, pero lo importante es sobreponerse y levantarse, así como dice el viejo dicho: “el show debe continuar”. Para partir, cerca de las 21 horas, las teloneras Frank’s White Canvas nos dieron una dosis de rock que siempre es bienvenido. Con su estilo alternativo, sus letras en inglés y potentes riffs, hicieron de la noche, una inolvidable. Dentro de la nueva cantidad de artistas nacionales, FWC se corona como una de las opciones más escuchadas e invitadas por grandes bandas. En cerca de media hora, deslumbraron y dieron todo en el escenario. Con canciones como “Grey Devenir”, “Bullseye” o “Good Rebel”, mostraron su música, y fueron el puntapié inicial para el concierto del ex vocalista de La Ley. Pasadas las 21:30 comenzaba un show en extenso, por el que recorrería sus 3 décadas de trabajo, tanto en su colaboración con La Ley, como su carrera en solitario que se inicia con el álbum Miedo Escénico hace 10 años. Esta producción lo catapultaría como artista consagrado en México, lugar en el que se radicaría por años. Quizás por eso, es que este concierto fue tan íntimo y lleno de sentimientos. Agradeció la presencia de sus fans, de sus amigos, de su primer mánager, además el trabajo de los músicos que colaboraron en su carrera y el apoyo de su padre. Sus canciones partieron con “El Borde” y “Vuelvo”, inyectándole energía a un Movistar que estaba con ganas de gozar de la noche santiaguina. Lógicamente también hubo mucho de su época de La Ley, como “Tejedores de Ilusión”, “Doble Opuesto” y “Mentira”, con lo que los fans más nostálgicos tuvieron su cuota de consideración. Con esto en mente, la primera hora de concierto estuvo impecable, incluido el momento en el que Consuelo Schuster lo acompañó cantando “El Duelo” en modo acústico. La nota baja estuvo cuando le falló el audio, cosa que molestó mucho a Cuevas, ya que incluso manifestó su incomodidad al preguntar si es que podrían entregarle un show de calidad a la gente, que con mucho esfuerzo había pagado su entrada. Estas fallas también se manifestaron cuando salió Monsieur Periné al escenario cantando “Rosas en el lodo”, sin contar con que a veces falló el retorno del vocalista. Pero si aislamos esos incidentes técnicos, pudimos apreciar un espectáculo muy cuidado y que apuntaba a los fanáticos. A esos que se la han jugado por tanto tiempo siendo fans del artista nacional, y es que anoche se vio a un Beto Cuevas…

0

Calificación del usuario : 2.73 ( 5 Votos)
0
Nicolás Morán

Profesor y Fan de los osos panda

Deja un comentario