Deftones en Chile: Sellando una comunión inquebrantable

Deftones en Chile: Sellando una comunión inquebrantable
Coliseo Santiago, 30 de mayo 2018.

Por Sebastián Allende.
Fotografías por Francisco Aguilar A.

Después de dos actuaciones en Coliseo Santiago los días lunes 28 y martes 29 de mayo, este miércoles 30 nos esperaba la última presentación de Deftones en lo que sería el fin de este ciclo de conciertos realizados por la agrupación de Sacramento en nuestro país, sellando así el compromiso, la pasión y el espíritu fraterno que se ha demostrado y materializado entre la fanaticada chilena y los liderados por Chino Moreno.

Un Coliseo Santiago que volvió a estar repleto vio cómo el plato inicial correría, como en las noches anteriores, con los sonidos post hardcore de Quicksand, quienes con un set potente en el repasaron lo mejor de su trayectoria que se inició en 1990, demostraron que su inclusión en esta gira va mucho más allá del hecho de mantener en sus filas al bajista Sergio Vega. Mostrándonos una gran banda, dueña de buenas canciones como “Cosmonauts”, “Under the Screw” y “Thorn in My Side” nos confirmaron por qué son unas leyendas en su estilo que, a su vez, ha sido una gran influencia para varios artistas (incluidos los propios “dueños de casa”, Deftones) y que pese a los años transcurridos no han mermado en la calidad de sus composiciones. Prueba de lo anterior fue la entrega del año pasado de su primer álbum en 22 años titulado Interiors. Una vez finalizada la apertura por parte de Quicksand y con un Coliseo a tope, era momento de esperar la tercera estocada de Deftones.

Pasan los minutos y es en esos momentos en que se hace presente la impaciencia, la algarabía y las ganas de ver a los favoritos de la semana. Es que estos días se nos han entregado shows muy completos, potentes, con sorpresas y gestos que han servido para aumentar la conexión existente entre la fanaticada nacional y la agrupación que vio nacer esa conexión un 26 de enero del lejano 2001 y que se ha sabido cosechar y madurar como los mejores vinos.

Cuando el reloj marcaba las 22:20 horas aparecen en escena los 5 integrantes de este mega combo que no necesita más presentación: Deftones en pleno con Chino Moreno, Stephen Carpenter, Sergio Vega, Frank Delgado y Abe Cunningham listos y dispuestos para dar inicio a un tremendo show que con la filosa interpretación de “Head Up”, un tema poderoso y que es capaz de levantar hasta a los muertos, continuó con la tónica de las presentaciones anteriores, hacernos explotar desde el comienzo con un Moreno muy activo en el escenario, logrando en cosa de segundos hacer estallar el recinto en base a gestos e interacciones con todos los presentes. “My Own Summer (Shove It)” y “Rubicon”, tema perteneciente a su último y aclamado disco Gore, en el que además podemos escuchar los potentes mazazos que nos estrega Carpenter con su guitarra de 8 cuerdas, seguirían derrochando potencia en el Coliseo, en donde sentiríamos canciones que, aunque suenan crudas, se sabe que son trabajadas y definidas, todo gracias al gran trabajo que lleva cosechando Deftones a través de los años, otorgándoles también la particularidad de lograr hacer cantar a todo pulmón a los presentes con canciones como “Be Quiet and Drive (Far Away)” y “Change (In The House Of Flies)”, verdaderos himnos para toda la generación presente.

Si bien Deftones es una banda que en vivo es muy poderosa y que mata y sacude con cada canción, en donde realmente logran brillar (y que es lo que los ha diferenciado del resto de sus contemporáneos), es en los momentos en los que sacan a relucir las atmósferas y los colores sonoros y vocales que hacen de este grupo uno tan único e inclasificable. Canciones como “Beauty School”, “What Happened to You?” y “Rx Queen” (tema que no era interpretado por Deftones desde el año 2015) nos entregan esa calidad que solamente se puede encontrar en ese tipo de bandas distintas, originales, que son llamadas a ser referentes y que, precisamente, es en lo que se han convertido.

Este tercer show consecutivo de Deftones nos dejaría para el final la justicia de una banda con su pasado. La tripleta final de “Teething”, “Nosebleed” y “7 Words” cerraría este reencuentro con la banda justamente con lo que se inició: las melodías aceleradas y potentes de Adrenaline y el recuerdo que Chino nos traería a la palestra del siempre presente Chi Cheng.

Finalizando esta última gran jornada y cerrando lo que Deftones nos demostró en esta pasada en nuestro país, ha quedado en evidencia que esta es una banda que funciona como si fuera un reloj suizo. Nos entregaron tres shows en donde todo funcionó a la perfección, donde los tiempos alcanzaron para interpretar canciones para todos los gustos, dando cuenta de su nutrida carrera discográfica, sin dar respiro y masacrándonos track tras track. Quienes con un gran frontman, un Chino Moreno literalmente “en su salsa”, que exudaba felicidad y satisfacción de ver que la misión que le fue encomendada, de entretener y emocionar, fue cumplida a cabalidad. Una gran banda que demuestra que nada se ha dejado al azar, sellando así con este fin tres grandes jornadas en que la gran comunión, pasión y sentimiento que han establecido con este público en este lejano lugar del mundo es verdadera y para siempre. A nosotros solo nos queda agradecer la entrega y esperar hasta el próximo reencuentro.

Setlist:
Headup
My Own Summer (Shove It)
Rubicon
(L)MIRL
Rocket Skates
Royal
Diamond Eyes
Beauty School
Be Quiet and Drive (Far Away)
MX
What Happened to You?
Hole in the Earth
Kimdracula
RX Queen
Change (In The House Of Flies)
When Girls Telephone Boys

Encore:
Teething
Nosebleed
7 Words

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE QUICKSAND PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE DEFTONES PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Deftones en Chile: Sellando una comunión inquebrantable Coliseo Santiago, 30 de mayo 2018. Por Sebastián Allende. Fotografías por Francisco Aguilar A. Después de dos actuaciones en Coliseo Santiago los días lunes 28 y martes 29 de mayo, este miércoles 30 nos esperaba la última presentación de Deftones en lo que sería el fin de este ciclo de conciertos realizados por la agrupación de Sacramento en nuestro país, sellando así el compromiso, la pasión y el espíritu fraterno que se ha demostrado y materializado entre la fanaticada chilena y los liderados por Chino Moreno. Un Coliseo Santiago que volvió a estar repleto vio cómo el plato inicial correría, como en las noches anteriores, con los sonidos post hardcore de Quicksand, quienes con un set potente en el repasaron lo mejor de su trayectoria que se inició en 1990, demostraron que su inclusión en esta gira va mucho más allá del hecho de mantener en sus filas al bajista Sergio Vega. Mostrándonos una gran banda, dueña de buenas canciones como “Cosmonauts”, “Under the Screw” y “Thorn in My Side” nos confirmaron por qué son unas leyendas en su estilo que, a su vez, ha sido una gran influencia para varios artistas (incluidos los propios “dueños de casa”, Deftones) y que pese a los años transcurridos no han mermado en la calidad de sus composiciones. Prueba de lo anterior fue la entrega del año pasado de su primer álbum en 22 años titulado Interiors. Una vez finalizada la apertura por parte de Quicksand y con un Coliseo a tope, era momento de esperar la tercera estocada de Deftones. Pasan los minutos y es en esos momentos en que se hace presente la impaciencia, la algarabía y las ganas de ver a los favoritos de la semana. Es que estos días se nos han entregado shows muy completos, potentes, con sorpresas y gestos que han servido para aumentar la conexión existente entre la fanaticada nacional y la agrupación que vio nacer esa conexión un 26 de enero del lejano 2001 y que se ha sabido cosechar y madurar como los mejores vinos. Cuando el reloj marcaba las 22:20 horas aparecen en escena los 5 integrantes de este mega combo que no necesita más presentación: Deftones en pleno con Chino Moreno, Stephen Carpenter, Sergio Vega, Frank Delgado y Abe Cunningham listos y dispuestos para dar inicio a un tremendo show que con la filosa interpretación de “Head Up”, un tema poderoso y que es capaz de levantar hasta a los muertos, continuó con la tónica de las presentaciones anteriores, hacernos explotar desde el comienzo con un Moreno muy activo en el escenario, logrando en cosa de segundos hacer estallar el recinto en base a gestos e interacciones con todos los presentes. “My Own Summer (Shove It)” y “Rubicon”, tema perteneciente a su último y aclamado disco Gore, en el que además podemos escuchar los potentes mazazos que nos estrega Carpenter con su guitarra de 8 cuerdas, seguirían derrochando potencia en el Coliseo, en donde sentiríamos…

0

Calificación del usuario : 4.65 ( 1 Votos)
0
Sebastián Allende

Periodista a ratos, Papá a miles, Cruzado y ClashCityRocker por millones.

1 comentarios

  1. Gran show el de anoche! La banda dándolo todo y el público entregado. Sorprendieron con RX Queen y Teething. El final con 7 Words…. la media cagada en el público! Notable.

    Lo único malo, que no tiene que ver con Deftones… por qué los shows empezaron tan tarde?
    Quicksand empezó como a las 21:00 y el show de Deftones empezó a las 22:20 y terminó cerca de las 00:00.
    Un poco complicado para ser día de semana y sobre todo para la gente que es de alrededores de Santiago Centro, y peor aún para la gente de regiones.

    Ese fue el único detalle y que ojalá que Transistor lo tenga en cuenta para una próxima oportunidad. Lo demás, impecable.

Deja un comentario