Lanzamientos nacionales 2017: Una panorámica de lo que fue este año

Por Francisca Neira.
Aporte de Rodrigo Guzmán.

El año que termina esta semana ha sido uno de los más auspiciosos para la música chilena en mucho tiempo. Tal vez no el más prolífico en cuanto surgimiento de nuevas agrupaciones, pero sí uno de consolidación para artistas y bandas que, tras años de carrera, han logrado forjarse un espacio central en la historia musical nacional.

Unos con más trayectoria que otros, unos más pop y otros más rockeros, unos más polémicos que el resto. A continuación te mostramos una selección de los discos chilenos editados durante este 2017 y que, a nuestro juicio, permiten tener una panorámica acerca de la situación actual de la columna musical del país.

La Trenza, Mon Laferte

No hay ninguna duda acerca del éxito que Mon Laferte ha tenido, no solo en nuestras tierras, sino en toda Latinoamérica. Parte de este impacto se vinculó directamente a la edición, a fines de abril, de su quinto trabajo de estudio, La trenza, que fue un record de ventas en México y que contó con la colaboración de importantes nombres de la música hispanoparlante, tales como Juanes, Enrique Bunbury y Manuel García.

La calidad vocal de Monserrat Bustamante queda en evidencia en cada uno de los tracks del disco en los que habla de sus propias experiencias y reflexiones en torno a la vida, la familia, el amor y los placeres mundanos. Con una musicalidad muy cercana a los sonidos mexicanos, la chilena no pierde su esencia como baladista ni sus guiños al rock, tal como demuestra en el cover “Ana” de la banda peruana Los Saicos, un bastión del punk latinoamericano.

Ciencia Exacta, Gepe

En mayo, Gepe nos ofreció su sexto álbum de estudio, Ciencia Exacta, en el que se mantuvo fiel a su estilo de composición de sus trabajos anteriores, con letras profundas y optimistas que rescatan lo mejor en las cosas cotidianas de la vida. En lo musical, seguimos encontrando guiños a sonidos folclóricos sin caer en una alegoría vacía a las raíces nacionales, sino más bien retomando los elementos más distintivos para reescribirlos en una clave moderna.

No obstante, pese a seguir la línea que venía trabajando, Gepe no repite fórmulas ya utilizadas, sino que incorpora cada vez más elementos innovadores en su disco: sonidos cercanos a la murga, al reggae, a la balada, entre otros. También destacan en esta entrega las colaboraciones con otros artistas tales como los músicos Franz Mesko, Juanita Parra y María Ester Zamora en distintas canciones, la cineasta Dominga Sotomayor en la dirección del video “Hablar de ti” y Café Tacuba que permitió que se incorporara un cover de “Las flores”.

Puedes leer la reseña del disco en http://www.parlante.cl/gepe-ciencia-exacta-los-caminos-musicales-fluctuan-desde-libre-exacto/

Milagros, Fernando Milagros

En una línea muy similar a la de Gepe se encuentra el quinto disco de estudio de Fernando Milagros, Milagros, que en doce temas rescata sutilmente los sonidos del folclor latinoamericano para musicalizar letras simples, inspiradoras e impregnadas del entorno social y cultural en que se gestaron. En ese sentido, más allá de la crítica que en algunas canciones como “Marcha de las Cadenas” se podría percibir, la intención del cantautor es establecer un espacio en el que un ser y un entorno se vuelven uno, influyéndose mutuamente y permitiéndose cambiar y crecer.

No hay duda de que la actitud rockera y la escuela musical latinoamericanista de Milagros da como resultado un trabajo potente, que invita a generar vínculos, a compartir con otros, a formar parte de un todo. El disco entero no es más que una convocatoria a sentir, reflexionar y actuar.

En los siguientes enlaces puedes revisar la reseña del disco y entrevista que hicimos con el cantautor chileno:

http://www.parlante.cl/la-sinceridad-fernando-milagros-nuevo-disco-milagros/

http://www.parlante.cl/conversamos-fernando-milagros-la-musica-una-forma-vivir-compartir-sanar/

Magnético, Lucybell

Tras siete años sin entregarnos un LP, casi en la mitad del año Lucybell editó Magnético, un trabajo de 46 minutos y 12 canciones que nos hablan mayormente de amor y que vienen a demostrar, una vez más, por qué pese a la distancia que separa geográficamente a los integrantes, la energía que cada uno de ellos invierte en sus proyectos paralelos y el tiempo en relativo silencio (solo interrumpido por un EP y algunas presentaciones en vivo) no merma ni por un instante en la consagración alcanzada ya hace tiempo por el, ahora, trío nacional.

En esta entrega, Lucybell, revive sus sonidos característicos creados con suma calidad por las interpretaciones de Valenzuela, Caces y Foncea, quienes manifiestan una identidad propia, cada uno por su parte y en conjunto, al tocar sus respectivos instrumentos. No obstante, el verdadero peso del disco está en las líricas de las canciones que nos invitan a estar atentos a los distintos pasajes de cada track que no hace más que calar hondo en los dolores y desamores a los que la vida nos enfrenta.

Si quieres leer la reseña que realizamos, puedes hacerlo acá: http://www.parlante.cl/magnetico-lucybell-amor-la-musica/

La Hora de la Verdad, Sinergia

En agosto, Sinergia y el lanzamiento de su disco La hora de la verdad nos enrostraron que aún no está siquiera cerca el momento de su disolución ni, mucho menos, del cese de su creatividad para relegarlos a un estatus de banda que vive de los éxitos pasados.

La Hora de la Verdad es un disco que engloba la esencia del metal pájaro característico del sexteto, aquel en el que la ironía de las letras está a flor de piel para describir lo más propio de la idiosincrasia chilena siempre al ritmo de una mezcla de sonidos provenientes del rock más duro y la música popular y latinoamericana, como la samba de “Lo Leí en Internet”, la ranchera de “Amores Gamers” o el vals chilote de “Las Cosas Simples son Mejores”.

Acá puedes leer nuestro nota del lanzamiento del disco realizado recientemente en el Club Chocolate http://www.parlante.cl/sinergia-la-presentacion-nuevo-disco-una-banda-emblematica-merece-mucho-mas/

Post Tenebras Lux, Yajaira

Post Tenebrax Lux es, sin duda alguna, uno de los lanzamientos más potentes, intensos y pesados del 2017. Lo de Yajaira es ya costumbre, pues cada cierto tiempo despachan un LP o un EP notable, y desde Vuelve a Arder (2012) que la agrupación oriunda de Santiago, no sonaba tan bien y tan aplastante en un álbum de larga duración. Mientras en el mundo del rock maisntream todo se decanta, actualmente, por los beats electrónicos y los pasitos de baile, Yajaira viene a agigantar su leyenda y a reclamar su sitial en el rock pesado latinoamericano en base riffs contundentes y sincopados, junto a bajos colmados de fuzz. Con tracks como “Escombros”, “Lejos del Sol” o “Atormentándonos”, el actual trío compuesto por Comegato, Sam Maquieira y Pin Pon, vino a confirmar que tras una carrera que se extiende por más de 20 años, están más vigentes y potentes que nunca.

Ya se ha dicho con anterioridad. Si bien, el sonido de Yajaira depende de ellos mismos, cabe mencionar que lo hecho por Pablo Giadach y Jack Endino en las perillas es sencillamente notable. Lejos de las texturas granulosas y lo-fi de Lento y Real (2000) y Antiguos Demonios (2014), en Post Tenebrax Lux logramos encontrar un sonido limpio y trabajado, donde cada instrumento se percibe de manera diáfana y rotunda.

Pareciera que, en esta placa, Yajaira tiende a endurecer su sonido. Sin embargo, este álbum logra convocar con habilidad y precisión el riff lento y pesado, con la agilidad y la estridencia. Es el caso de “Estallando”, en voz de Sam, y “Ojos Sin Expresión”, que a la vez, contrastan con el espíritu denso y calmo de “Hijos de la Noche” y “Post Tenebrax Lux”, cuya guitarra en reversa tiene un efecto tan ácido como particular.

En este sentido, Post Tenebrax Lux es una muestra notable de subidas y bajadas, tan densas como volátiles, pero sobre todo, vino a confirmar que hoy por hoy se puede seguir haciendo rock pesado de alta factura, sin caer ni en la obviedad ni en la intrascendencia. Una mera joya que nos dejó el 2017, definitivamente.

Dimensiones, Amarga Marga

Casi al final del año, la banda más joven de este recuento sacó a la luz su segundo disco en dos años, Dimensiones, que llega como un verdadero estallido en medio de la escena pop nacional que se había acostumbrado a sonidos más delicados y bailables.

Después de una polémica bajada del cartel de Lollapalooza 2018, Amarga Marga no bajó los brazos y continuó en el arduo trabajo que implica grabar un LP, más aún en un tiempo tan cercano a la edición de su primera entrega, por lo que buscaron sonidos nuevos, con más mediación electrónica y de sintetizadores que les permitiera expresar una realidad musical, menos normalizada tal vez, distinta a la plasmada en Mi Arma Blanca, su álbum debut.

En este enlace puedes revisar la entrevista previa a la presentación del disco en Matucana 100: http://www.parlante.cl/conversamos-amarga-marga-poder-expresarse-ya-pequeno-acto-subversion/

Por Francisca Neira. Aporte de Rodrigo Guzmán. El año que termina esta semana ha sido uno de los más auspiciosos para la música chilena en mucho tiempo. Tal vez no el más prolífico en cuanto surgimiento de nuevas agrupaciones, pero sí uno de consolidación para artistas y bandas que, tras años de carrera, han logrado forjarse un espacio central en la historia musical nacional. Unos con más trayectoria que otros, unos más pop y otros más rockeros, unos más polémicos que el resto. A continuación te mostramos una selección de los discos chilenos editados durante este 2017 y que, a nuestro juicio, permiten tener una panorámica acerca de la situación actual de la columna musical del país. La Trenza, Mon Laferte No hay ninguna duda acerca del éxito que Mon Laferte ha tenido, no solo en nuestras tierras, sino en toda Latinoamérica. Parte de este impacto se vinculó directamente a la edición, a fines de abril, de su quinto trabajo de estudio, La trenza, que fue un record de ventas en México y que contó con la colaboración de importantes nombres de la música hispanoparlante, tales como Juanes, Enrique Bunbury y Manuel García. La calidad vocal de Monserrat Bustamante queda en evidencia en cada uno de los tracks del disco en los que habla de sus propias experiencias y reflexiones en torno a la vida, la familia, el amor y los placeres mundanos. Con una musicalidad muy cercana a los sonidos mexicanos, la chilena no pierde su esencia como baladista ni sus guiños al rock, tal como demuestra en el cover “Ana” de la banda peruana Los Saicos, un bastión del punk latinoamericano. https://www.youtube.com/watch?v=E8jzXn91h68 Ciencia Exacta, Gepe En mayo, Gepe nos ofreció su sexto álbum de estudio, Ciencia Exacta, en el que se mantuvo fiel a su estilo de composición de sus trabajos anteriores, con letras profundas y optimistas que rescatan lo mejor en las cosas cotidianas de la vida. En lo musical, seguimos encontrando guiños a sonidos folclóricos sin caer en una alegoría vacía a las raíces nacionales, sino más bien retomando los elementos más distintivos para reescribirlos en una clave moderna. No obstante, pese a seguir la línea que venía trabajando, Gepe no repite fórmulas ya utilizadas, sino que incorpora cada vez más elementos innovadores en su disco: sonidos cercanos a la murga, al reggae, a la balada, entre otros. También destacan en esta entrega las colaboraciones con otros artistas tales como los músicos Franz Mesko, Juanita Parra y María Ester Zamora en distintas canciones, la cineasta Dominga Sotomayor en la dirección del video “Hablar de ti” y Café Tacuba que permitió que se incorporara un cover de “Las flores”. Puedes leer la reseña del disco en http://www.parlante.cl/gepe-ciencia-exacta-los-caminos-musicales-fluctuan-desde-libre-exacto/ https://www.youtube.com/watch?v=KWIJqE8Rqrc Milagros, Fernando Milagros En una línea muy similar a la de Gepe se encuentra el quinto disco de estudio de Fernando Milagros, Milagros, que en doce temas rescata sutilmente los sonidos del folclor latinoamericano para musicalizar letras simples, inspiradoras e impregnadas del entorno social y cultural en que se…

0

Calificación del usuario : Sé el primero
0

Deja un comentario